29 agosto 2006

Algo huele ya a podrido en La Laguna



Este es el aspecto de muchas zonas en La Laguna, en un día normal, porque los trabajadores del servicio de limpieza, dependientes de la empresa Urbaser, están aplicando el convenio laboral colectivo de manera estricta y no trabajan días festivos ni hacen más horas que las que dice su contrato. O sea: hacen lo que tienen que hacer sin deber nada a nadie. Estos trabajadores llevan años pidiendo la ampliación de plantilla necesaria para dar el servicio en condiciones dignas, aumentos de sueldo y modernización de los medios mecánicos de la empresa, sobre todo de los cacharros de camiones con los que esta cuenta. Para las fiestas grandes de esta localidad han hecho un preaviso de huelga que llevarán a cabo si la empresa no accede, como no ha hecho en este tiempo, a negociar las justas reclamaciones.
Urbaser es una empresa privada que realiza un servicio público a través de un convenio con el ayuntamiento de La Laguna para la prestación de este servicio. Es una filial de la constructora Fomento para la atención de servicios públicos como es el de recogida de basura, para nada es una empresa dedicada a la beneficencia. Como toda gran compañía sus beneficios provienen de reducir los costes, sobre todo aquellos que tienen que ver con los gastos laborales. En las últimas décadas la clase trabajadora, debido a estas prácticas laborales, han perdido una cantidad enorme de ventajas sociales y poder adquisitivo. Es un hecho fácil de constatar: la riqueza que se genera está acabando cada vez más acumulada en los sectores más poderosos de la sociedad y la clase trabajadora está cada día más oprimida.
Llegará un día en que los trabajadores de la limpieza de Urbaser vayan a la huelga porque ya están hartos que se los vacile constantemente. Para entonces en La Laguna la mierda que generamos cada día será bastante más visible. El modelo económico por el que ha optado Canarias en sus 25 años de autonomía es un modelo agotado, altamente degradador para el medio ambiente y generador de una cantidad brutal de desperdicios que luego no sabemos qué hacer con ellos. Cuando eso suceda, sí es que no está pasando ya, los medios de comunicación se dedicarán a criminalizar a los trabajadores y a culparlos de la situación. El mensaje negativo a esta clase obrera calará fuerte entre la gente: a nadie le gusta arrugar la nariz nada más salir de su casa porque apestan los desperdicios que generan ya que llevan días al sol. Pensado sólo un poco es fácil darse cuenta que los culpables de esta situación, si se llega a producir, serán los empresarios que se enriquecen con nuestros impuestos y los políticos que muchas veces, por el interés de las comisiones, se lucran de los primeros. Son la misma mierda, más de las que está ahora por las calles. Algo parecido ha pasado con la huelga del Prat: obrando bien o mal unos trabajadores han salido a defender sus derechos laborales y los medios de comunicación les han caído encima cuando las culpables de todo ello son las compañías aéreas que llevan muchos años ganando una pasta gansa por la explotación de sus trabajadores.
Las calles La Laguna, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, cada día apestan más. Nos tememos que esto vaya a la peor de las situaciones como también, seguramente, acaben yendo a la huelga los trabajadores de las guaguas públicas de TITSA. Desde este humilde blog vaya nuestro apoyo a estos dos colectivos. En unos tiempos que no gusta hablar de clase trabajadora todavía algunos tenemos claro que su lucha representa a la mayoría de los canarios.

27 agosto 2006

Auditorio de Tenerife: espejo de miseria cultural



Este que tienen aquí arriba es el Auditorio de Tenerife. Impresiona verlo en un atardecer cualquiera junto al mar donde termina Santa Cruz y empieza el océano Atlántico. Da vértigo mirarlo de cerca, uno parece que va a perder el equilibrio. En realidad este edificio no es otra cosa sino un espejo. Sirve para que los provincianos, paletos y belillos chicharreros se miren a sí mismos como si estuvieran mirando su ombligo que, por ser redondo, hace que el mundo sea perfecto. No es una casualidad que lo que más atraiga de su arquitectura sea su pico, que viene a ser como una punta muy larga, que sin duda hace homenaje a la empresa que más contribuyó a su construcción y que se llevó las mayores comisiones de la obra. No hay que olvidar que este edificio ha cuadriplicado su presupuesto: de los 24 millones de euros presupuestados ha superado, por el momento, los 96 millones. Puede ser que por eso dé vértigo mirarlo. Lo que ahí dentro se hace y lo que cuesta su mantenimiento lo hacen doblemente irrentable: su programación y lo que cuesta cuidar del edificio nunca será recuperable por los precios de taquilla al mismo tiempo que lo que sucede dentro, culturalmente hablando, tiene nula repercusión en el tinerfeño medio que sigue viviendo en la ignorancia cultural. O sí no que me dicen de que las autoridades llamen evento cultural al Son Latinos, un macrobotellón que llenaba de mierda la playa de Las Vistas durante días, o a un concierto de Shakira. Lo dicho: provincianos, paletos y belillos. Deberían ser realistas y hacer una programación virtual: que sólo exista en la red y en los papeles. Nada más. El edificio no cuenta con licencia de apertura del ayuntamiento de Santa Cruz. Ningún arquitecto en su sano juicio firmaría la habitabilidad de un edificio tan pegado al mar. Esperemos que algún día no ocurra una desgracia. En el fondo lo que le interesa a esta serie de palurdos es que la fachada sea atractiva, que dé imagen. La cultura no vale la pena si no genera dinero y comisiones. Sí todo el dinero que ha costado se hubiera dedicado al fomento de la cultura de base, a hacer bibliotecas, a promocionar la música por los pueblos y a fomentar la lectura en los colegios otra cosa, culturalmente, sería de nosotros.
Este monumento al despilfarro no está solo, tiene dos hermanos que algún día se harán mayores que él: el Centro de Arte Oscar Domínguez y el Tranvía de Santa Cruz a La Laguna.
Lo dicho, todo esto vuelve a dar vértigo.

26 agosto 2006

CANARIOS CON COMPLEJOS

Un par de meses antes de que acabara el curso escolar de 2006 una amiga, que ha estado sus buenos años en espera de trabajo por las listas de sustituciones para la docencia en secundaria de la consejería de educación del gobierno de Canarias, le tocó cubrir una baja por enfermedad en un instituto de la isla de El Hierro. Con muy poca experiencia docente, pero con muy buena voluntad porque es una persona muy competente, acudió encantada aunque expectante por ver lo que en aquel instituto de secundaria se iba a encontrar. Una cosa que le llamó la atención es que los alumnos le exigían, porque estaban acostumbrados a que la cosa fuera así con ellos, que le pusieran siempre mejor nota de la que ella los había evaluado porque pertenecían a una isla menor y con estos puntillos de más podrían competir mejor contra los alumnos de las islas mayores como Tenerife o Gran Canaria.

En toda persona hay componentes tanto idiosincráticas como de origen social. Generalmente las segundas son capaces de condicionar, y si no hasta de anular, a las primeras. Sin duda el gesto de los alumnos de mi amiga en El Hierro no eran acciones inocentes sino que son parte del tradicional victimismo que ha anidado en el alma de los canarios medios a través del aprendizaje social. Hemos tenido como maestros, sin duda, a la burguesía caciquil canaria y a la actual clase política del archipiélago, encarnada mayoritariamente en coalición canaria, que desde hace muchas décadas emplean esta técnica, la de dar pena, para conseguir incentivos fiscales y subvenciones de todo tipo de la administración del gobierno central y de las instituciones europeas. Es así como han logrado establecer la Reserva para las Inversiones de Canarias, RIC, por la que las empresas y profesionales liberales radicados en las islas han logrado evitar pagar más de 18 mil millones de euros, tres billones de las antiguas pesetas, a la hacienda pública en algo más de una década. Para imaginar el montante de toda esta pasta gansa que se han ahorrado pagarnos basta con imaginar que con ese dinero se podrían construir como 75 auditorios iguales al de Tenerife, es decir: algo más de diez de ellos en cada una de nuestras islas. Con este complejo, con esta cara dura en realidad, se ha negociado siempre para lograr incentivos que se dicen que son para que la mayoría de los canarios vivamos mejor pero que sólo engordan las cuentas de la burguesía caciquil y política del archipiélago. Es hora de decirlo alto y claro: el concepto de Canarias como región ultraperiférica es una falacia. Es una prebenda que se ha dado desde Madrid y Bruselas a esta región de empresarios y políticos bananeros para tenerlos callados y para que puedan enriquecerse con el dinero que significa ese trato de favor. Como amantes acomplejados sólo son capaces de pedir que los quieran no con la base de la igualdad sino con el sentimiento más sucio que existe: el dar pena y experimentar la compasión. Hoy en día todas aquellas razones que se esgrimen como condicionante de la periferia —lejanía de núcleos hegemónicos, fragmentación del territorio o dificultades con los transportes— podrían ser transformados en ventajas que permitieran un crecimiento económico equilibrado para la mayoría de los canarios. El problema es que nuestros gobernantes son unos mediocres y segundones que están situados en puestos de poder al servicio de los empresarios y que impiden, desde la dictadura en la que se ha convertido el sistema en Canarias, el asenso de personas mejor preparadas ya que éstas reciben toda la marginación y el rechazo por parte de las instituciones.

Esta semana el presidente del gobierno de Canarias, Adán Martín Menís, ha vuelto a hacer gala de este sistema de chantaje, al mismo tiempo que ha hecho sonrojar de vergüenza ajena a la mayoría de los canarios, a través de los medios de comunicación del estado español que le han hecho protagonista, después de que se haya resuelto la crisis de los incendios en Galicia y a falta de otra noticia más llamativa mediáticamente hablando, por llegada de nuevos cayucos a las costas de las islas. Siguiendo los dictados de coalición canaria, que esta misma semana se ha reunido para hablar del tema y de la que han salido las declaraciones, siempre patéticas, de ese belillo presidenciable que es Paulino Rivero, Adán se ha dedicado a opinar alegremente del tema en busca de la mayor tajada y del más sucio de los protagonismos para hablar del problema que representa la inmigración irregular cuando, en realidad, lo problemático es, en el actual estado de cosas, la década larga que coalición canaria lleva gobernando en el archipiélago. El discurso de ambos ha estado basado en el chantaje emocional de dar pena ya que no pueden exigir al estado que se haga justicia con lo inmigrantes que llegan a Canarias en cayucos ya que ellos son los únicos responsables de todas y cada una de las injusticias que se ciernen sobre el archipiélago. Adán Martín se refirió, concretamente, al hecho de que en la actualidad haya más menores inmigrantes en los centros de nuestras islas que aquellos que tienen su origen en la marginación local. No hay que olvidar que los menores en estado de desamparo canarios han sido los grandes perdedores del injusto sistema económico de coalición canaria y han sido reconocidos por el mismo Diputado del Común de estar en estado de abandono institucional. Decía Martín que el gasto por cada menor de estos al año es de 30.000 euros y que el sistema era insostenible porque, encima, había que aguantarlos hasta los 18 años. Este presupuesto no se lo cree nadie: dado el estado de hacinamiento en el que viven los menores en los centros, si el gobierno de Canarias está pagando este dinero por cada chico o chica sólo cabe pensar que alguien se está lucrando de ello porque, la mayoría de las veces, el trato con la atención del menor es de racanería. Con ese dinero vive un canario medio, a cuerpo de rey, durante dos años, tal y como están las cosas, sin dar golpe. La misma ausencia de golpe, y ya que hablamos de dinero, con la que viven personajes públicos como el mismo Adán Martín que cobra al año 77.988,69 euros y que con la ley de excelencia de los ex presidentes canarios, acordada por CC, PSOE y PP, habrá que pagarle esto, más los respectivos incrementos anuales, de manera vitalicia. O como el presidente del cabildo de Tenerife, enamorado de los puertos ilegales, que se sopla 93.493,16 euros, cinco mil más que el presidente del Gobierno Español Rodríguez Zapatero cuando su importancia como personaje institucional está a años luz de la del presidente del gobierno. O ese mediocre y bocazas de Ángel Llanos que como consejero de relaciones institucionales del cabildo de Tenerife se lleva 70.279.22 euros anuales sin haber hecho nunca nada relevante en más de tres años que lleva en el cargo. Este dinero, por el sucio destino que tiene, si que le duele a los miles de canarios que se levantan todos los días a trabajar para pagar los impuestos que casi nunca les favorecen y no por la atención de un menor, sea de donde sea, que necesita una ayuda de la sociedad y no que ésta lo estrangule.

Canarias cuenta con una infraestructura hotelera brutal. El año pasado llegaron a las islas casi 10 millones de turistas, este año de 2006 seguramente serán bastantes más. Recordemos que el turismo en las islas es de muy mala calidad, que no gasta apenas en las islas sino que paga a los grandes tour operadores en su país, que genera muchísimas toneladas de residuos que en las islas no se tratan jamás de manera adecuada sino que van a parar a vertederos descontrolados, que malgastan agua en una tierra donde este recurso es escaso, que despilfarran energía que se produce con combustibles fósiles y que no les suele importar una mierda el medio ambiente y el paisaje. Son diez millones de persona que no suelen preocupar a las autoridades porque tienen dinero, que es lo que los dirigentes de la coalición les interesa de las personas, y que están produciendo daños irreversibles al medio ambiente de Canarias. En lo que llevamos de 2006 han llegado a las islas, en cayucos y de manera irregular, casi 16.000 personas. O sea: un 0,16 por ciento de los más de 10 millones de turistas que al año llegan al archipiélago. Estas cifras no tienen vuelta de hoja y este sencillo cálculo viene a demostrar el continuo insulto a la inteligencia por parte de coalición canaria y el presidente del gobierno, con la ayuda de grupos mediáticos como Prisa que le ha dado cancha a estas malas legitimaciones, han venido ejerciendo durante los últimos días de la pasada semana. Lo que si se le puede dar la razón es que esta llegada de personas puede representar una avalancha porque en los más de 25 años de autonomía de Canarias no se ha gastado el suficiente dinero para crear un sistema de protección social sino que este presupuesto ha sido destinado a empresarios afines al poder. Una tragedia humana que no ha hecho más que empezar por las duras condiciones en las que millones de personas viven en los explotados países africanos y que los países occidentales, que son los que tienen la solución para este desgarro, no hacen ni harán nada para remediarlo. Un continente africano que, además, coalición canaria y sus empresarios tienen puesto sus ojos para, al mismo tiempo que se enriquecen, seguir explotando a estos millones de pobres. Luego, eso sí, lo llamarán eufemísticamente ayuda a la cooperación.

Mi amiga marchó contenta de El Hierro y puso las notas que creía que eran justas sin dejarse sobornar y chantajear emocionalmente por sus alumnos. Pudo haberse equivocado, todos cuando evaluamos somos susceptibles a hacerlo, pero en todo el tiempo que ejerció la docencia en aquel centro hizo lo mejor que podía por los chicos y chicas. Al final la culpa de los gobernantes mediocres que tenemos, como Martín, Rivero, Melchior, Xerach, Mauricio o los hermanos Soria, la van a tener sus maestros. En vez de tener mano dura con ellos se dedicaron a promocionarlos de curso, porque eran inferiores al resto, y han llegado lo lejos que han llegado a través del nefasto sistema canario que apoya para que los mediocres se hagan con los mejores puestos. Tenían que haberles hecho escribir a cada uno de ellos mil veces no volveré a decir mentiras.

Canarias Digital, 21 de agosto de 2006.


24 agosto 2006

El Botín del banquero

Siempre hay algo especial en un nombre. Por lo visto hay culturas, a mí siempre me ha parecido una leyenda urbana pero vale el concepto para este caso, que no ponen directamente a los niños y niñas sus nombres sino que éstos, cuando crecen, lo eligen por sus realizaciones en la vida. Hay una componente libertaria y democrática en ello. Otra gente, sin embargo, nace con unas circunstancias vitales tan elevadas que ya el nombre configura su vida. Parece que este es el caso de Emilio Botín presidente del Santander Central Hispano, una sopa de nombre formado por antiguos bancos fusionados y pagados a base de talonario, presidente de la mayor entidad financiera de España y una de las mayores fortunas personales del país. Es muy probable que estas mismas circunstancias hayan ayudado bastante a que haya sido declarado inocente en el juicio que se celebró contra él por fraude fiscal en la Audiencia Nacional. Y es que un nombre es un nombre, y más el suyo que suena a una parte de la isla del tesoro.
La pintada que se ve en esta fachada fue vista y no vista. Pasé un día y le saqué esta foto. 48 horas después había desaparecido. Hay empresas que por un módico precio se dedican a limpiar graffitys, sobre todo si hay un Botín por medio. Lo que no se puede cambiar es el nombre, lo elijas tú o él te elija a ti.

22 agosto 2006

El sucio papel de cada día

Acostumbrados estamos a que los medios de comunicación canarios jueguen el sucio papel de meras correas de transmisión del sistema de poder bananero de nuestro archipiélago, constituyendo el tercer eje de la clase político empresarial canaria, que ya no nos asombran cosas como que una manifestación de casi 100 mil personas sea de unos pocos miles, que los grupos contrarios al puerto en Granadilla, terroristas sociales a más señas, se financien con oro amarillo, de que no se informe de que hayan personas represaliadas por escribir libros pensados libremente o que se vuelva a atacar, con tintes racistas, fascistas y xenófobos, a los inmigrantes que llegan jugándose la vida en cayucos a nuestras costas por ese sucio medio que se llama El Día. Lo que si asombra es que nadie, absolutamente nadie que debería de decir algo en Canarias, diga nada en contra de las editoriales xenófobas, el pasado día 19 de agosto volvió este medio a las andadas, del periódico El Día. Nadie. Ni el presidente del gobierno canario, ni el del cabildo de Tenerife, ni ningún alcalde o alcaldesa que no dudan en hacerse populistas en tiempo de tormenta, ni el subdelegado de gobierno que tiene la vergüenza de ser alabado por este periódico, ni el PSOE, ni el PP, ni CC, ni los sindicatos UGT o Comisiones obreras ni ninguna organización social influyente o ONG's que se dedican a la beneficencia con el dinero de todos en el asunto de la inmigración. Nadie. Ni siquiera los jueces a título de oficio porque según la legislación vigente, aprobada por el PP y el PSOE para silenciar a Batasuna durante la dictadura de Aznar, la incitación al terrorismo, el racismo y la xenofobia tienen consecuencias penales y de carcel directa. Hay papeles que no sirven ni para el baño por muy noble que haya sido el árbol cortado para que semejante basura se imprima todos los días.
La imagen de arriba es de la manifestación de Santa Cruz de Tenerife del 18 de junio de 2006 en contra del racismo y la xenofobia. Unos chicos, todavía en edad de instituto, elaboraron esa y otra pancarta para demostrar que no son tan descerebrados como sus mayores y que el futuro está en las nuevas generaciones. También para dejar claro que ellos se van a quedar aquí, no como los 180 mil canarios que según el Catedrático en Demografía de la ULL salieron en condiciones terribles los primeros 20 años del siglo XX, y que saben recibir a los que vienen de fuera en malas condiciones. En su casa o donde sea...
Enlace:
Página del Foro contra la Incineración.

21 agosto 2006

Campaña "No con mi voto"

Ben Magec Ecologistas en Acción y La Plataforma en Defensa del Puerto de Santa Cruz están realizando una nueva campaña para desautorizar a los representantes políticos que defienden descaradamente los intereses de los constructores y especuladores que pretenden construir un puerto en Granadilla. Se quiere recoger el mayor número de firmas posibles para llevarlas a Bruselas el próximo mes de septiembre por miembros de la Plataforma Ciudadana Contra el Puerto de Granadilla y entregarlas en mano al Comisario Europeo de Medio Ambiente Stavros Dimas. En este enlace de la Plataforma Ciudadana se puede conseguir el archivo en pdf con la solicitud a rellenar. El escrito se puede entregar en el local de la asociación Ben Magec en La Laguna. Para ello se puede pedir información en el teléfono 922 315 475 antes del próximo 8 de septiembre.
Así mismo, la Plataforma Ciudadana Contra el Puerto en Granadilla informa que el próximo domingo 27 de agosto va a celebrar una fiesta para financiar este viaje a Bruselas. Será a las 14 horas en el disco bar La Divina Lounge situado frente a la Playa de las Vistas. El precio de la entrada es de 10€ con derecho a una consumición y acceso a un buffet frío. Los siguientes teléfonos están a disposición para la compra o reserva de entradas: 922 176 237, 636 622 592 y 600 614 489. También se puede escribir a este correo electrónico: decide@nopuertogranadilla.org.
La foto de arriba es del pasacalles del 22 de marzo de 2006 que acabó en fiestas el en Blues de Bar de La Laguna para financiar otro viaje de esta misma plataforma y de otros colectivos como ATAN, Greenpeace, Ben Magec y la Plataforma en Defensa al Puerto de Santa Cruz que intervinieron en la comisión de peticiones del Parlamento Europeo para desautorizar a los políticos canarios y proponer como alternativa al puerto en Granadilla la ampliación del Puerto de Santa Cruz.
Enlaces:
Ben Magec.
Plataforma Ciudadana Contra el Puerto de Granadilla.

20 agosto 2006

La chispa de la muerte

Hace pocas semanas en India hubieron manifestaciones en contra de la gran multinacional de los refrescos porque ésta utiliza productos químicos, en las cadenas de elaboración de este país, que atentan gravemente contra la salud de las personas. La protesta consistía en dar de beber a animales, recuerdo una foto de un burro, bebidas de esta y la otra marca de gaseosas. Muchos pesamos que qué culpa tenían estos burros cuando los asnos son los que, en realidad, se enriquecen sin escrúpulos. Parece que en una de nuestras calles alguien tuvo la buena idea de boicotear un anuncio de esta empresa inspirado por las burradas de este tipo.

19 agosto 2006

Un día en el Paraíso

Un día más amanece en El Paraíso. En el dormitorio situado en el Jardín, bananero, de Adán suena el despertador con la melodía del pasodoble que habla de unas islas y que son el himno oficial de esta región de La Creación. Debajo de unas sábanas, que tienen estampada la leyenda una tierra única lo importante son las personas, emerge un brazo ensortijado que, como por intervención divina, apaga el interruptor del reloj. Adán pasa perezoso unos minutos más bajo las sábanas planeando enredos con su Lado Malo, el Bueno ha sido sobornado hace una legislatura y ocupa un cargo de viceconsejero en una empresa que levanta planos del territorio con la mirada puesta en El Cielo, mientras se tira sonoros gases sin preocuparse por las consecuencias de éstos sobre el efecto invernadero ya que en El Paraíso dicen cumplirse las cuotas de emisiones de gases de toda La Creación gracias a la política energética de Eolo y del Gas Natural y Licuado. Ya en el baño, y después de una ducha envilecedora con agua pública privatizada, al mirarse en el espejo dice sus frases favoritas que, desde hace décadas, repite a diario como ritual neurótico para afrontar la jornada: mi ombligo es redondo luego el mundo es perfecto y ya me lo dijo dios, creced y multiplicaros… en dinero. Como cada día sus vestiduras son altivas y acordes con su posición. Eso sí, desde hace un par de instituciones no se pone en sus parte pudendas la hoja, de platanera, de la vergüenza porque eso es algo que ha perdido hace tiempo. Cuando pasa al comedor, como cada mañana, sus sirvientes le han preparado un desayuno frugal compuesto por gofio transgénico, queso de la tierra con leche de cabra foránea, papas arrugadas de importación y fruta subvencionada. Como siempre picotea por encima los alimentos de la tierra paradisíaca, que no sólo le producen gases por la mañana sino diarreas a medio día, y coge excitado La Manzana, aquella misma Manzana que una vez reconoció que en política había que morder más de una vez, y le pega un bocado sin necesidad de serpiente alguna que le tiente. Este es, sin duda, el mejor momento del día y que acaba siempre convirtiéndose en onanista y autocomplaciente.


En su gabinete despacha primero los resúmenes de prensa que sus subordinados le han preparado. Guarda para papel higiénico, por eso de las crisis del medio día en el inodoro, las que son críticas y que provienen de páginas electrónicas independientes y se regodea con las favorables que le llegan desde El Diarrea, La Televisión Nuestra, El Diario de Abusos, Radio Pus y El Periódico de la No Opinión. Todo está bien para estos medios: El Paraíso progresa, los ricos son más ricos porque no pagan impuestos y éste es lo más grande de toda La Creación aunque oscurece el panorama, y nunca mejor dicho, un apagó producido por una vulgar tormenta que los medios se encargarán de agrandar. Así y todo, cae la segunda del día y eso que se acaba de levantar. Aún jadeante llama a sus subordinados para que le cuenten cómo va su principal proyecto para El Paraíso: el Eje Transparadisíaco de Comunicaciones que permitirá poner el contenido del Arca de Noé del Este del Edén al Oeste, también del Edén, en menos de ocho horas. Sin tratar de llevarle la contraria sus súbditos le cuentan lo más sutilmente posible, como cada mañana, que ese eje es imposible, que como publicidad va bien pero que El Paraíso está segmentado, en otros lugares de La Creación se usa el hecho de la fragmentación del territorio para obtener beneficio económico, y que es muy difícil crear unas redes de transporte sólo con la palabra y que hay que hacer algo y no esperar a milagros. Desde el suceso de la costilla, que creó la oposición y estableció La Sagrada Trinidad de los Partidos, en El Paraíso el único prodigo que existe es el de que la gente humilde logre sobrevivir todos los días. Como siempre se le hace ver el coste sobre el territorio que este eje podría tener, sobre todo con la construcción de un puerto sobre las aguas donde se reproducen los peces allá en el Sur del Paraíso. Como todos los días, a esta altura de la explicación, salta en cólera, despide a sus subordinados y se pone a gritar que El Paraíso es suyo, que dios se lo dejó como legado para que hiciera lo que quisiera y que aunque los vientos se conjuren para apagar las luces de sus tierras, pero también para enredarlo todo en los parques de molinos de la corrosión eólica, él es, todavía, El Primer Hombre. A estas alturas de su ira debe retirarse a la habitación más pequeña de palacio, esa que también es la más húmeda, para sentarse y poner los papeles de las críticas detrás de sí y para, una vez allí, pensar en la política cultural de El Paraíso que debe ser de propaganda y acorde con los viajeros ricos que desde muchos lugares de La Creación llegan hasta allí para dejar su oro. Una vez el agua corre por el inodoro se lleva tras de sí un nuevo plan cultural para el conjunto del Paraíso.
La hora del almuerzo siempre la pasa con uno de los Grandes Hacedores de edificios, caminos, muelles y puertos de los cielos, esos que no pagan impuestos por lo que tienen la sensación de que El Paraíso de Adán es mucho más Paraíso, para ellos, que nadie en toda La Creación. Este día ha quedado para comer con uno que viene de La Punta más Larga de todo del Edén y con el que tiene, siempre, la mayor de las complacencias. Si bien éste no es su mejor momento, físico, del día sí lo es para el que ha quedado a comer con él: de postre no sólo le ofrece unos tiritos en uno de los múltiples campos de golf de todo El Paraíso sino que lo satisface, de la misma manera que él se satisface a sí mismo, con sus propias manos y boca al Hacedor para que no deje de invertir en todo su Edén. Luego se retira a sus aposentos a dormir la siesta y ahora el que se toca es él mismo entre gases provocados por el almuerzo y excitado por lo que esta tarde va a hacer, visitar a los marginados del Paraíso.
La visita suele constar de tres fases: paseo por las zonas de los marginados, visita a los calabozos de La Santa Inquisición y parada frente a las fronteras del Paraíso para reprender a los pobres que tratan de navegar hasta dentro del Edén en busca de oportunidades. A pesar de que en El Paraíso las grandes fortunas han madurado, gracias a que los ricos no pagan impuestos, una gran masa de personas, 442.888 concretamente, son pobres o viven en el umbral de lo que significa serlo de un total de casi dos millones de almas que tiene ya El Paraíso. Por eso a Adán le es particularmente gratificante pasar, cada día, por las zonas de chabolas que viven los pobres para arrojarles unas pocas monedas mientras pasa en su carruaje oficial escoltado con lo que, por ahora, un cuerpo de élite de lo que algún día será la policía del Paraíso. Excitado, no puede evitar acariciase por encima del pantalón. Este viaje suele tener como destino la visita a los calabozos de La Inquisición, allí donde están encerradas las personas que han mostrado algún tipo de valía personal y se han distinguido por pensar. Hay particularmente uno, que ha osado escribir un libro que hablaba en actitud crítica de Su Paraíso, y contra el que su sistema ha descargado todas sus enjundias. A parte de este compañero los calabozos y las salas de tortura se hayan llenas de disidentes, personas que sólo han cometido el delito de pensar o que se han negado a firmar informes negativos al impacto ambiental sobre las costas del Paraíso. Adán se muestras siempre, en estas visitas, muy interesado porque el sistema siga cayendo, completamente, encima de ellos ya que siempre se ha declarado un enemigo acérrimo del pensamiento. De retirada al palacio hace una visita a las fronteras del territorio paradisíaco donde los hombres y mujeres del piel más oscura, y menos oro en sus bolsillos, llegan a diario en pequeñas barcazas en busca de una oportunidad en la vida y que son atraías por la boyante economía del Paraíso. Algunos pasarán para que se sigan construyendo más vías de comunicación en El Edén, en régimen de esclavitud, y otros serán tomados como prisioneros para que otros estados paguen por ellos un precio político y sirvan como chantaje emocional de que El Paraíso, precisamente por serlo, es una región ultraperiférica de La Creación. Desde las fronteras les dice que no se avergüencen de ser pobres porque, nosotros, dice Adán, en El Paraíso también lo fuimos aunque ahora, gracias a dios, ya lo hemos olvidado y por eso ahora no va a pasar nadie. Como siempre a esta hora se retira a palacio. Allí le esperan los festejos, las orgías y las bacanales diarias en un ambiente tan selecto que nosotros, ni siquiera como narradores de esta historia, nos está permitida la entrada.
Un día más ha pasado en El Paraíso. Un rayo de Luna se cuela entre las cortinas de las ventanas del dormitorio e iluminan el rostro de Adán mientras este está ya en el duermevela. Como siempre reza mecánicamente sus oraciones con ayuda de su Lado Malo. Desde hace algún tiempo en ellas pide que dios le conceda 4 años más de legislatura en El Paraíso ahora que su poderío está amenazado por un belillo que ni siquiera tiene estudios. Dios siempre le contesta lo mismo, Adán, no has obrado bien, te di un Paraíso para que vivieras en armonía al entorno y has dejado que se pudra y ahora me pides más tiempo... Has de saber que para ello algunas cosas han de cambiar y que yo también quiero un cargo en un área de cultura y una nueva casa en La Tierra porque la mía ardió… Para entonces Adán, indefectiblemente, duerme siempre plácidamente con un hilillo de baba que le cae de la comisura de los labios.
Canarias Digital, 14 de agosto de 2006.

Cayucos en La Tejita


Dos fotografías del cayuco llegado a la playa de La Tejita el domingo 30 de julio de 2006 y cuyos ocupantes, un total de 88, fueron inmediatamente socorridos por los bañistas que pasaban ese día de playa en una espontánea muestra de solidaridad. La sensación que da la embarcación es de como coño aguantaron tantas personas en alta mar durante más de una semana en esa mierda.
Las fotos han sido cedidas por Kakó, el cantante y compositor del grupo Kakofonías.
www.kakofonias.es

SOLIDARIDAD EN LA TEJITA

Los medios de comunicación nos tienen mal acostumbrados a los ciudadanos. Nos han hecho creer que la noticia es aquello que está revestido de tintes dramáticos o que se trata de algo luctuoso. Las buenas noticias no venden y siempre ocupan una superficie marginal, o de complemento, en los distintos medios y por eso, aunque hay muchos aspectos de la realidad que son positivos a priori, no suelen existir porque no se habla de ellos. Desde luego que una noticia como un atentado terrorista o una guerra no debe ser ninguneada, de esas cosas hay que hablar de una manera no manipulada ni distorsionada como se hace siempre aunque este es otro asunto, pero si que los medios tendrían la obligación moral de hablar de las cosas buenas a un mismo nivel que lo hacen con las negativas. Y sin romanticismo barato o abusando de una falsa relevancia. Se puede hacer, no es difícil y, además, la gente cuando le cuentan cosas así las agradece. Todos aquellos aspectos que signifiquen que cada vez haya más igualdad entre mujeres y hombres, que distintas culturas se pueden acercar y que potencien los buenos aspectos de buena voluntad y solidaridad deberían ser priorizados porque son cosas que nos unen más y nos hacen mejores seres humanos.

El domingo 30 de julio se produjo en la playa de La Tejita, al sur de la isla de Tenerife, un hecho que reafirma que la gente corriente está por encima de las expectativas más altas del buen espíritu y solidaridad al mismo tiempo que, y esto siempre ha sido así, superan con creces las capacidades de sus gobernantes. A la llegada de un cayuco con 88 inmigrantes a bordo la gente que estaba en la playa comenzó a socorrerlos sin esperar a ninguna autoridad y sin que nadie les dijera qué tenía que hacer o qué no. La mayoría llegaron extenuados, con hipotermia, sedientos y sin haber comido en días. Les dieron agua, toallas, los arroparon con sus propios cuerpos y les ofrecieron de comer, de fumar y hasta llegaron a meter sus todoterrenos en la playa para evacuar a los que estaban peor. Hace años oí una entrevista de una mujer que estando en una playa de Andalucía socorrió a un niño, que había llegado en una patera y que presentaba síntomas de colapso, dándole de mamar de su propio pecho. En el cayuco de La Tejita sólo venían adultos pero si se hubiera dado el caso probablemente alguna mujer que estuviera allí hubiera hecho lo mismo. Como para demostrar que este hecho no era uno aislado el jueves pasado, 3 de agosto, otro cayuco, esta vez con 49 personas, volvió a recalar en las costas y los bañistas que estaba allí, otros claro está, volvieron a hacer lo mismo. Es más, estoy seguro que si estas llegadas se pudieran predecir la gente corriente se organizaría para ayudar en este tipo de cosas. En un país como es España donde el estado de bienestar siempre ha sido más bien ridículo, y en una comunidad autónoma como la canaria donde este ridículo estado de bienestar ha sido expoliado por los empresarios de coalición canaria, los lazos y las redes solidarias entre las personas funcionan perfectamente y hacen las veces de un inexistente sistema de protección social.

Eso que aquí he contado no es una noticia más sino que, sin duda, es la noticia de las islas en mucho tiempo. Desde los medios de comunicación del archipiélago este hecho ha sido más que ignorado o tomado como algo anecdótico que hubiera sucedido muy lejos. Al contrario ha sucedido en la prensa nacional o internacional que se han hecho mejor eco del asunto. Es más, el periódico El Día volvía a rozar la ilegalidad con responsabilidades penales publicando un artículo xenófobo y racista de ese mercenario de los medios canarios que es Andrés Chaves, especialista en cobrar favores políticos, en el que planteaba que los altos grados de delincuencia de nuestra sociedad son causados por extranjeros y vinculando la inmigración con la precariedad en el empleo haciendo un análisis populista y simplón de lo que el fenómeno de la inmigración significa. Con los medios de tenemos en Canarias no hacen falta catástrofes, ellos las inventan, como ésta de la inmigración, o la ocultan, como fue la desidia de Unelco-Endesa durante el apagón de la Tormenta Delta en Tenerife.

Mientras tanto los políticos, durante estas últimas semanas, no han hecho otra cosa que acariciarse los genitales y demostrar una vez más que están en contra de los que con impuestos pagan sus sueldos y que dicen gobernar. Así Adán Martín y José Miguel Ruano, en sus declaraciones indecentes, tachan al fenómeno de la inmigración como problema y echan culpas a Madrid de lo que ha sucedido en el archipiélago mientras tienen la cara de ir de pedigüeños y desamparados ante las instituciones nacionales y europeas sin querer reconocer que la respuesta a este fenómeno es nula porque todo el dinero de los servicios sociales de las islas ha sido desviado durante muchos años a intereses particulares. En La Laguna los pendones del ayuntamiento salían en procesión tras un trapo, que se dice que es de la conquista, mientras los jóvenes elementos fascistas de la UIP de Sevilla la emprendían a palos e insultos, negándose incluso a identificarse a la gente que les requerían tal derecho debido a sus abusos, contra las personas que legítimamente protestaban contra esta manifestación rancia y trasnochada de tintes franquista. La policía hacía su trabajo, esto es: proteger a los sinvergüenzas de la procesión y tomar policialmente el casco de La Laguna contra gente que ejercían el derecho fundamental de la libertad de expresión, gente de todo tipo y no sólo radicales nacionalistas como se ha querido hacer creer. También la empresa pública canaria GRAFCAN llegaba a un acuerdo con el buscador Google para retirar de los servidores del servicio Google Earh, un potente sistema de navegación y cartografía instantánea online, unos mapas de las islas que eran de más o menos 2005 por otros más antiguos de 2000 en los que desaparecen campos de golf en Gran Canaria, urbanizaciones en primera línea de costa en Lanzarote o una nave en el polígono industrial de Granadilla en la que, desde el cielo, se veían las siglas de MAHER sobre su cubierta y que aclaran quiénes tienen intereses para que se construya el puerto industrial allí. En China esta empresa censura deliberadamente contenidos en su buscador que sean susceptibles a la libertad de expresión y su alianza con los bananeros de coalición canaria no extraña ya a nadie. Además hay que recordar que GRAFCAN es la empresa responsable de manipular las fotos aéreas de la primera manifestación contra el puerto en Granadilla, la del 27 de noviembre de 2004, donde redujeron el número de manifestantes, que fueron del orden de cien mil personas, a menos de 20 mil. Sin duda no quieren que se vean en todo el mundo los desmanes que se han hecho a nuestro territorio como no querían que la aplicación de legislaciones europeas de impacto ambiental llegara a muchos lugares de las islas donde se piensa especular y por eso forzaron, los trileros de la política canaria, una reunión de la COTMAC justo un día antes que entrara en vigor la transposición de la normativa comunitaria que obliga a un análisis de impacto ambiental que ahora no se va a hacer. Tampoco les gusta que la gente piense o reivindique sus ideas y si no se puede descargar encima a la policía nacional fascista del ministerio del interior, en esperas a la policía autonómica, se carga laboralmente contra personas como José Manuel Castellano Gil por haber publicado un libro crítico contra el paraíso de la especulación en la que Canarias se ha convertido o se censura, como ha hecho el ayuntamiento de La Laguna, el programa de las fiestas de Tejina, en Tenerife, por contener artículos que hablan de la segregación de este territorio del ayuntamiento lagunero o por hablar de inmigración. Dan asco, como dan asco las últimas declaraciones de Ricardo Melchior, reproducidas en todos los medios del grupo de la diarrea de Tenerife, diciendo que el ecosistema de Tenerife, palabras que en su boca son sin duda palabrotas, no admite un incremento poblacional cuando él es el primero que, desde su política de depredación de territorio en la que el cabildo de Tenerife lleva años empeñado, está interesado en que esto sea así porque sólo hay que mirar la política antisocial y de enriquecimiento rápido de unos pocos que desde allí se hace, empezando por el tranvía que se lleva el sólo el 25% del presupuesto de la corporación de este año.

Empezamos este artículo hablando de que es necesario, para la buena salud de la sociedad, que los medios de comunicación se hagan eco de las buenas noticias y hemos acabado hablando de toda esta suciedad política que cubre nuestro territorio y que, en el fondo, son malas noticias. Sin embargo hay que tener clara una cosa. Esto que hemos dicho más arriba no se habla en los medios de comunicación que se suponen que deberían de hacerlo porque para eso están. Estas cosas sólo se tratan en medios alternativos como éste. Por eso, por su dimensión, las buenas noticias son acogidas pero nos debemos a las personas, para contarles lo que en realidad sucede, lo mismo que medios como El Día, Radio Club Tenerife, La Opinión, Diario de Avisos, La Gaceta de Canarias o Radio Burgado se deben a los empresarios que los financian y mantienen. Por eso, porque nos debemos a la gente, nos gustaría, desde este pequeño medio de comunicación, felicitar a todas aquellas personas que desde aquella playa, y en más lugares de Canarias, hacen cosas de manera altruista por los demás. Decía Bru Rovira, fotógrafo y periodista catalán que publicó un libro de fotografías titulado Maternidades para el que recorrió medio mundo fotografiando a madres con sus hijos e hijas, que hasta en el campo de refugiados más desolado lleno de miles de seres hambrientos siempre se podían encontrar atisbos de belleza como el de una madre acariciando y comiéndose a besos a su hija y que le hizo ver que hasta en las peores situaciones las cosas positivas nos hacen escapar del mundo por su belleza. Algo así ha pasado estos dos días en la playa de La Tejita.

Canarias Digital, 14 de agosto de 2006.

LOS TRILEROS

Como Zebensuy Rodríguez y yo fuimos al mismo colegio, a las cinco de la tarde que era la hora de salida de clase, íbamos siempre al parque a jugar en los columpios. Éstos estaban en una esquina muy concurrida, había un estanco, una parada de guaguas, una vendedora de la ONCE y un par de cabinas telefónicas, por lo que a las seis de la tarde del invierno, cuando empieza a oscurecer, los trileros venían por allí. Tanto Zebensuy como yo nunca hemos sido unas inteligencias prodigiosas, así pasamos por los estudios sin necesitar sobresalir a los pelotas e hijos de papá que ahora tienen un puesto enchufado en la administración, pero nos dábamos cuenta perfectamente del montaje que aquellos estafadores tenían para sacarle el dinero de la gente. Básicamente se trataban de tres caracterizaciones distintas: el que movía la baraja para que la gente apostara, los ganchos que en connivencia con el primero apostaban dinero que perdían como tontos y uno o dos tipos que vigilaban por las esquinas y que gritaban agua cuando aparecía la policía. Nos parecía todo tan visiblemente falso que siempre pensamos que la gente tenía que ser tonta para caer en aquella estafa. Luego, casi ya de noche, cuando íbamos a coger la guagua que nos llevara al barrio, Zebensuy y yo veíamos a aquellos tipos, unas veces estaban todos otras menos, reunidos en un bar, que olía siempre a desinfectante rosado, como invitaban a los amigos a copas o pagaban a mujeres para que estuvieran esa noche con ellos. Años más tarde las vidas de Zebensuy y la mía acabaron separándose y ahora nos encontramos por La Laguna de vez en cuando. Ambos, y lo digo sin rubor, seguimos siendo honrados porque nunca hicimos la pelota a nadie.

En Canarias se conoce también como trileros al conjunto de intereses que los tres partidos del poder, coalición canaria, PP y PSOE, han montado casi desde los 25 años que el archipiélago tiene autonomía. La metáfora está bien pero nadie nunca, creo recordar, se ha molestado en desentrañar qué funciones desempeñan cada uno de los tres picos del trile. Modestamente, y con permiso de Zebensuy Rodríguez, eso es lo que me propongo hacer en este artículo.

Sin duda es coalición canaria la que mueve la baraja y la que pone la cara y la desfachatez para engañar al mayor número de canarios y no canarios posibles. Cuando digo no canarios me refiero a la desvergüenza que tienen para ir a Bruselas y buscar la calificación de región ultraperiférica para Canarias, por dictado expreso de laburguesía de las islas que son realmente sus amos, para hacer función del secular complejo victimista del empresario para favorecerlos mientras hunden en la miseria, recordemos a los 440 mil canarios que viven por debajo de lo considerado como umbral de la pobreza, a la mayoría de las personas que habitan en este archipiélago. También tienen la cara de ir al gobierno de turno que esté en Madrid, del signo de los otros dos grupos con los que cohabitan en un momento dado y en un tiempo concreto como son PSOE y PP, para pedir excepciones fiscales, como la RIC o la zona ZEC, que ya se saben a vox populi que son fórmulas de blanqueo de dinero, que se conceden como prebenda a la burguesía local de este paraíso fiscal y bananero dirigido por Adán Martín Menís. Luego a los canarios nos dan migajas de todos sus negocios. Invitan a las asociaciones de vecinos a una chuletada o un crucero, pagados con dinero público por supuesto, unos meses antes de las elecciones y nos aleccionan de lo importante que es ser canario y que las cosas se hacen así porque somos de aquí. Nunca en estas tierras había habido una calaña de dirigentes tan ruin y mezquina como los de coalición.

El PP hace de gancho en la política autonómica del archipiélago. No hay más que ver las caras duras que se gastan tanto Ángel Llanos como José Manuel Soria. El primero es un personaje torpe, segundón afortunado que cobra 70.279,22 euros anuales en el cabildo de Tenerife por ejercer un cargo que no sirve para nada, pero que cada vez que abre la boca suelta incoherencias de tal calibre que consigue que todos, sin excepción, critiquen lo que ha dicho. En sus haberes están el sumar centenares de millones de europeos favorables a la construcción de un puerto en Granadilla o afirmar que hay que hacer el puerto como sea y luego, tras la política de hechos consumados, ya se arreglarán las ilegalidades que hayan cometido. Soria, sin embargo, es un personaje más siniestro. Detrás de su rostro clonado de Aznar se encuentra un tipo sin escrúpulos que al parecer ha vivido sin pagar el alquiler en el chalet de un empresario de la trama eólica, trama en la que cada día parece estar más tercamente implicado, y que se ha empeñado en ser juez y parte en la comisión parlamentaria que investiga dicho caso en el sentido de que ha presidido la comisión durante las comparecencias del empresario que destapó la trama, Alberto Santana, al mismo tiempo que algún día el mismo Soria tendrá que ser compareciente. Lo último que ha conseguido es que se aprueben nada menos que 18 campos de golf para Gran Canaria en la última reunión disparatada y mafiosa de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias —COTMAC—. Como diría Manolo Vieira, van a ser tantos campos juntos que las pelotas de unos van a caer en lo hoyos de los otros. Bien, el hecho es que el partido popular en Canarias actúa como gancho que incita a los poderosos a que creen los negocios más disparatados. Hace bien su papel de perro fiel. No son tampoco inocentes. La política muchas veces fascista de coalición canaria se les queda corta, no hay más que ver los frentes abiertos a nivel nacional por los nazis de Rajoy y Acebes: lucha contra los derechos civiles de las personas, una política basada continuamente en la mentira cuyo momento supremo es el 11M, alianza con los sectores más ultraconservadores como la iglesia católica y demás sectas a las que pertenecen algunos de sus miembros y empecinamiento en contra de una solución pacífica al conflicto de ETA pese a que el gobierno de Aznar dialogó con esta banda.

El PSOE hace las funciones de vigilante. Algunos militantes de base suelen manifestar que hay altos cargos socialistas en el archipiélago que están deseosos por llegar al gobierno, aunque sea junto a coalición canaria, para pillar cargo público y coche oficial. Está claro que el objetivo de este partido, ya visto que el sistema electoral caciquil favorece siempre a coalición canaria, es ser los segundos ocupando el lugar de gancho que tiene ahora el PP. Todo ello explica la tímida oposición que hacen a coalición y que secunden la mayoría de los proyectos disparatados de infraestructuras salvajes para el archipiélago, sobre todo el puerto en Granadilla. Para muchos ciudadanos este partido ha podido significar en algún momento la salvación por la izquierda moderada del archipiélago. Desde aquí estamos seguros de que si algún día tomaran el poder van a hacer lo mismo que hace coalición en estos momentos. No es extraño que un tipo como Sánchez Aguilar se lo tenga que pensar para optar como candidato al gobierno de Canarias: venir al archipiélago le significaría meterse en el nido de víboras emponzoñado que existe en la política de Canarias y perder una prometedora carrera política en Madrid.

Cada día somos más los que pensamos que el sistema en las islas está tan podrido que lo mejor sería destruirlo para hacer uno nuevo. Los tres partidos políticos actuales no tienen ni la más mínima visión de futuro para Canarias. Son como los trileros del principio: se gastan las ganancias de un día en putas y alcohol. Luego duermen la noche y se levantan por la tarde. Así todos los días que pueden. Un día se despiertan y ven que su vida ha sido una ruina y que no ha valido para nada pero ya es tarde, mueren de tisis en algún rincón. Lo mismo pasará algún día en Canarias: amaneceremos para ver que el deterioro ambiental, social y económico es tan grande que entonces ya nada tendrá remedio. Mientras otros vivirán de comerse sus riquezas. Triste destino el de los canarios estar siempre gobernados por irresponsables sin cabeza. Y de mierda.

Canarias Digital, 31 de julio de 2006.


Concentración por la libertad de expresión

Imagen de una pancarta desplegada en la pared de la sede de presidencia del gobierno de Canarias en la concentración del 30 de julio de 2006 en apoyo a José Manuel Castellano Gil y a favor de la libertad de expresión.

LA CONJURA DE LOS NECIOS

Cuando en el mundo aparece un verdadero genio, puede identificársele por este signo: todos los necios se conjuran contra él.

Johnathan Swift.

La presente cita se encuentra en la novela de John Kennedy Toole titulada La Conjura de los Necios. Escrita en los años sesenta del siglo XX ésta ha acabado por convertirse en uno de esos títulos clave de la narrativa contemporánea. La publicación de este libro y la biografía de su autor son algo bastante insólito. Profesor de literatura en una universidad de Nueva Orleáns Kennedy Toole acabaría suicidándose en 1969 a la edad de 32 años. Un atardecer aparcó su coche en un mirador, colocó una manguera del tubo de escape a la cabina del piloto, cerró bien las ventanillas y puso el motor en marcha. Su madre destruyó la carta que dejó escrita pero en ella parece ser que se refería a sus frustraciones como escritor y a las negativas le dieron algunos editores que, torpes de miras, no creyeron en la novela. Ésta estuvo tocando de puerta en puerta con un casi ilegible manuscrito durante años, cosa que sólo la tenacidad de una madre puede hacer, para que fuera publicado. En 1980 un modesto editor se hacía con él y salía al mercado la primera edición de la novela en la poco conocida editorial de la Universidad de Louisiana. En 1981 se le concedía al autor el premio Pullitzer a título póstumo. En la novela se narran las peripecias vitales del esperpéntico personaje Ignatius J. Relly, con visos de Quijote moderno, en un mundo completamente hostil al que no entiende y en el que se siente incomprendido. Rodeado de personajes mediocres y mayoritariamente miserables trata de transformar el mundo que le rodea pero sólo consigue que su vida, que hasta ese momento era muy cómoda, dé un giro de 360 grados para terminar con un final abierto. La novela ha vendido en el mundo millones de ejemplares.

En el cabildo de Tenerife los necios se han conjurado contra José Manuel Castellano Gil. Un requisito indispensable para escalar puestos en el sistema canario de meritocracia es ser mediocre segundón, afiliarse a algún partido, con preferencia a coalición canaria, y lamer los culos de la gente a la que no se podrá nunca hacer sombra. En un sistema en el que la validez personal es combatida en pos del mongolismo intelectual y del si amo de los estómagos agradecidos que componen el sistema político, mentes claras como las de Castellano son atacadas sistemáticamente. En él se busca la muerte intelectual de un personaje brillante y de una buena persona. No es exagerado decir que los ataques contra él son en realidad hacia todos los colectivos de movilización social, que él en cierta medida encarna y protagoniza por sus años de lucha activa, y con el ataque a su persona se busca frustrar estos últimos años de batallas políticas en la calle. En diciembre de 2005 Castellano, junto con otro represaliado del sistema nacionalista canario que es Ramón Pérez Almodóvar, publican un libro, recopilación de artículos que algunos tienen casi tres años y que vieron la luz en medios digitales de comunicación principalmente, titulado El Paraíso según Adán – Veinticinco años de caciquismo autonómico. Este libro ha sido financiado enteramente por sus autores y se ha publicado como parte del Taller de Comunicación de Asamblea por Tenerife. Ha sido escrito en la vida privada de cada uno de sus autores. Este libro nada tiene que ver con las labores que José Manuel Castellano ejerce dentro del organismo autónomo de museos del cabildo de Tenerife del que es personal laboral técnico. Aún así en este organismo le han abierto expediente disciplinario y se enfrenta con una sanción de entre tres y seis meses de suspensión de empleo y sueldo y un más que probable despido, todo ello esperándose a agosto en el que nuestro amigo estará de vacaciones con la impunidad del verano. Parece que sus artículos, recordamos que algunos llevan años publicados, han molestado a algún que otro director de museos del cabildo y dicen que han sido los trabajadores de museos, él ha manifestado varias veces que los compañeros se muestran solidarios con él, los que han puesto la denuncia que ha puesto en marcha el expediente disciplinario. Resulta vergonzoso decir a estas alturas de la vida que si alguien tiene problemas de honor con otra persona esto se resuelve poniendo una querella en un juzgado de guardia y no con una puñalada como ésta dirigida hacia su vida laboral. Los que tengan un poco de idea de cómo funciona el derecho saben que esta sanción, aunque acabe en el despido, no tiene razón de ser y que a la larga un juzgado de lo social le dará la razón. Eso sí, después de batallar un tiempo en los juzgados y de enfrentarse con su propio patrimonio a gente que le desea el mal y que utiliza los dineros de lo público sin escrúpulos para hacer el mal a gente hornada.

Castellano no es la primera vez que tiene problemas con una publicación. A él le gusta decir que las historias que cuenta en sus libros versan sobre gente que se ha enfrentado al sistema o que han sido apartadas de él. En este sentido concreto vemos las similitudes con Kennedy Toole al que nos referíamos en la introducción. Hace unos años la obra social de Cajacanarias le secuestraba un libro sobre Ernesto Lecuona, compositor cubano hijo de canarios, tras gastar 8 millones de las antiguas pesetas en hacer una edición de lujo, que se iba a distribuir de manera gratuita y que no llegaría ver la luz. Ahora se le intimida laboralmente, habría que decir que se le censura, por haber escrito un libro crítico con determinados aspectos de la cultura en Canarias. Detrás de estos dos casos está la directora del organismo autónomo de museos del cabildo, Fidencia Iglesias. Ya hace unos años Castellano le ganó un juicio por acoso moral en primera instancia, cuya sentencia se encuentra actualmente recurrida en el Tribunal Supremo, a esta persona. Este dictamen es el primero de este tipo que se ha dado en España y es utilizado en algunas facultades de derecho como ejemplo de un tipo de delito que apenas se tiene jurisprudencia como es el mobbing. Lo que viene ahora no es sino la continuación de esta campaña de intento de muerte moral de Castellano. Mientras, aparecen pruebas de contrataciones ilegales e irregularidades en el mismo cabildo: una de las denunciantes, Carmen Dolores Chinea, es cuñada de Miguel Zerolo, se ha hecho una oposición a medida para dar un puesto de peón al hijo de la asistenta doméstica de Fidencia o se insiste en la necesidad de ser licenciado en filología hispánica para cubrir plazas en el futuro Oscar Domínguez, la misma titulación que tiene la nuera de esta directora. Siempre hay que estar a bien con la familia, para eso están los caciques.

La defensa de los derechos individuales y laborales de José Manuel Castellano es una defensa que tenemos que asumir todas las personas que nos consideramos decentes. Cuando atentan contra él, de manera personal, lo hacen contra todos nosotros, contra todos aquellos que nos consideramos insobornables por el sistema absolutista de coalición canaria. Mientras existan personas como él, no sólo cultas e inteligentes, sino con las ideas claras de cómo deben hacerse mejor las cosas, las posibilidades de cambio en las estructuras de poder y de que otra Canarias sea posible estarán entre nosotros. Por eso la lucha de Castellano no es por un libro, como no fue la que la de Kennedy Toole, sino porque la gente pueda decir lo que quiera de manera razonada y argumentada porque la democracia es eso, un sistema en el que la realización del poder se corrige y se enriquece desde la crítica y el buen hacer y no un sistema caciquil en el que se pagan favores y se agradecen con el silencio del estómago agradecido. Por eso necesitamos más personas como Castellano pero no perseguidas y repudiadas por los gobernantes sino ocupando posiciones de privilegio para escapar, de una maldita vez, de la situación de mediocridad que estamos sometidos los canarios tanto en la cultura como en la política después de esta década larga de gobierno de coalición canaria. Ya el mismo lo demostró cuando fue director del Museo de Historia de Canarias: levantó una institución en sólo dos años y los actuales gestores la han vuelto a dejar en la mediocridad que estaba si no más bajo aún. Habría que decir que los justos, como Pepe Castellano, se merecen todo y los necios el destierro y el olvido.

El próximo domingo 30 de julio a las doce del medio día habrá, frente a la sede de presidencia de gobierno de Canarias en Santa Cruz de Tenerife, una concentración de apoyo al compañero Castellano. A ella tendremos que ir todas las personas que estamos en contra de este sistema que nos penaliza constantemente con ataques a nuestras libertades fundamentales y a nuestro honor. Es una pena que John Kennedy Toole no haya seguido escribiendo y haya muerto, probablemente todavía estaría entre nosotros, para deleitarnos con páginas tan brillantes o más como su obra maestra La Conjura de los Necios. En todos nosotros está que José Manuel Castellano Gil siga moralmente vivo porque si lo atacan a él atacan a una parte muy íntima de nosotros que es la libertad de expresión y la honradez. Por eso nunca te vamos a abandonar, ya lo sabes.

Canarias Digital, 24 de julio de 2006.

El socavón del tranvía de Tenerife

















Dos imágenes, tomadas en distintos días, del desmonte por el hundimiento en la obras del tranvía Santa Cruz a La Laguna y que el cabildo de Tenerife se ha encargado de silenciar mediáticamente.

CABILDO DE TENERIFE SOCIEDAD ANÓNIMA

De entrada algo tiene que estar torcido cuando el presidente del cabido de Tenerife y ex directivo de la multinacional UNELCO-ENDESA exculpada por el apagón provocado por la cola de la tormenta tropical Delta en la pantomima de comisión parlamentaria de investigación, Ricardo Melchior, cobra más dinero que el presidente del gobierno del estado español, José Luis Rodríguez Zapatero. Esto es: 93.493,16 euros del primero frente a 87.552,12 del segundo. No es lógico que un dirigente como Zapatero que preside un país de más de 40 millones de habitantes como España y que tiene una cierta talla e importancia internacional y tiene una dedicación exclusiva al cargo cobre al año 5.000 euros menos al año que el dirigente del cabildo de una isla que no llega al millón de habitantes y que a nivel mundial no tiene ninguna relevancia. Isla, por otra parte, que se encuentra en un archipiélago que está favorecido por la UE como Región Ultra Periférica en subvenciones y exenciones fiscales como la RIC ya que debería tratarse, teóricamente, de un lugar con un empresariado muy pobre. Sin duda, algo huele a podrido en Tenerife.

El cabildo de Tenerife si estuviera en el registro mercantil como una empresa privada, aunque de hecho lo es ya que es un organismo que sólo beneficia al empresariado y que aplasta al trabajador, estaría en la quiebra desde hace años. Su estilo ha sido crear empresas públicas y organismos autónomos con el fin de repartir dinero público entre empresarios amigos de coalición canaria. Además, en la última década, esta institución está estrangulada con la realización de tres proyectos megalómanos: el auditorio de Tenerife, el centro de arte Óscar Domínguez y el tranvía del área metropolitana. Tanto el auditorio como el centro Óscar Domínguez son meros envoltorios culturales que generan comisiones, superan el presupuesto y tienen o tendrán nula repercusión cultural en la ciudadanía de la isla. Estas instalaciones les encantan al belillaje político constructor especulador de coalición canaria para exhibir sus modelos de Dior mientras a los cinco minutos de la obertura de La Flauta Mágica ya roncan en la butaca de un auditorio que ha sido inaugurado como cinco veces en los últimos cuatro años. Mientras lo que llaman cultura en el resto de la isla es algo realmente patético y como consecuencia del mal uso del presupuesto instalaciones como el paraninfo de La Laguna, que el cabildo se comprometió a remodelar hace más de cinco años, se hunde en la miseria, de derrumba por la falta de uso y se llena de la mierda de las palomas.

El caso de tranvía es algo aparte. Este año de 2006 se llevará el solo un 25 % del presupuesto de la entidad tinerfeña. Nacido como capricho y empeño personal de su actual presidente esta infraestructura está siendo un quebradero de cabeza para miles de persona que se desplazan a diario por el área metropolitana y que encuentran obras públicas en todos los 12 kilómetros que tendrá de recorrido la línea 1. En la isla se ha elegido hacer todas las obras al mismo tiempo con el fin de acabar pronto e inaugurar el sistema antes de mayo de 2007 que serán las próximas elecciones locales y autonómicas. Aunque las constructoras, una unión temporal de empresas formada por Dragados y Acciona entre otras, trabajan con la fecha de 2008 como la de finalización del tranvía no será extraño que semanas antes de cita electoral los caciques de ATI y de la coalición inauguren algo de este tranvía dándose un paseito por algún tramo. No hay más que ver que cada vez que pueden inauguran una nueva obra del auditorio como lo han hecho con en nuevo patio de butacas o con el órgano. En la actualidad se ha gastado ya todo el presupuesto destinado para imprevistos. El cabildo, o sea en última instancia nosotros que somos los que con nuestro trabajo e impuestos financiamos las instituciones públicas, está endeudado con los bancos por más de 30 años para la realización de este proyecto. A estas alturas se ha gastado más de 6 millones de euros en hacer publicidad del tranvía cuando aún no está funcionando. En realidad es un medio que han elegido para callar la boca a los medios de comunicación pagándoles publicidad que la mayoría de la veces es innecesaria porque ni siquiera informa adecuadamente de los cortes de tráfico. A finales del año 2005 se producía un hundimiento en unos terrenos sedimentarios por donde pasará el tranvía en la zona de Guajara hacia el hospital universitario. Esta parte de la obra está siendo realizada por Dragados. Es un tramo de algo más de cien metros y actualmente está completamente desmontado. Toda la zona se encuentra vallada, con una tela negra que la cubre, y hay un secreto enorme en torno al asunto. Los medios, pagados con toda esta publicidad, apenas han hablado del asunto. Nos ha venido a la cabeza el hundimiento del AVE a su paso por Zaragoza y el mutismo del ministerio de fomento en manos por aquella época del ministro Álvarez Cascos. En le caso de tren de alta velocidad se pudo haber puesto en riesgo la vida de las personas y por el mutismo, en el caso de Tenerife, parece que también hubiera podido ser así. De momento la única forma de tener un poco de información veraz sobre el asunto es a través de la página noincineraciontenerife.org. En este estado bananero la mejor manera de enterarse de las cosas es través de medios horizontales que llevan periodistas no profesionales porque los medios tradicionales de comunicación del archipiélago son en realidad de manipulación y de reafirmación del poder.

Hace unas semanas el presidente del cabildo reclamaba que se le reconociera la labor que ha hecho para que las cámaras de comercio Norteamericanas quieran entrar en Canarias y para que se construya el centro de espionaje militar e industrial de la empresa Terremar, también conocido como NAP, en los terrenos recalificados del club deportivo Tenerife en Geneto. En Canarias ya es una tradición secular que cualquier infraestructura que se precie sea financiada con fondos de la Unión Europea, sobre todo si son infraestructuras fracasadas como el puerto abandonado de Arinaga en Gran Canaria. Para ello han enviado al conejero de relaciones institucionales del PP, Ángel Llanos, experto en puertos ilegales y en contar millones de europeos favorables a sus tesis para que saque financiación europea para este nodo de telecomunicaciones ya que como en la actual legislatura no se le ha conocido actividad alguna, a pesar de tener un sueldo de 70.279,22 euros, y se dé un viaje gratis a Bruselas para que los alemanes, que siguen siendo los mayores contribuyentes netos de la UE, paguen esta atrocidad que va a significar más opresión sobre los países del Norte de África que cuentan aún con reservas petrolíferas mediante los fondos de cohesión. Mientras el puerto de Granadilla parece estar más cerca de aprobarse por la Unión Europea en una decisión que será más política y destinada a acallar a los caciques sin fronteras del archipiélago que a que se tengan en cuenta factores medioambientales, económicos y sociales.

Este cabildo no sólo es una institución réproba en tanto que desprecia a los ciudadanos jugando con su futuro económico, natural y cultural sino también con sus trabajadores. Recientemente se ha publicado que el técnico del organismo de museos y coautor del libro El Paraíso según Adán, José Manuel Castellano se le ha comunicado una sanción administrativa por eso mismo, por haber utilizado la libertad de expresión siendo coautor de este libro critico con el sistema de gobierno instituido en Canarias pero completamente respetuoso con el honor de las personas ya que en él no se injuria a nadie sino que se argumenta muy bien todo lo que se dice. El asunto es tan disparatado que no soportaría un paso por los tribunales, es como si a un astronauta se le suspende en empleo y sueldo por practicar patinaje en línea en su tiempo libre, pero lo desgraciado de todo ello es que el daño ya está hecho. Como siempre seremos los ciudadanos los que pagaremos las costas del juicio si este se pierde en favor de Castellano porque parece que a los gestores de lo público no les importa nada el destino que nuestro dinero pueda tener. Desde aquí le mandamos todo nuestro apoyo porque sabemos que, en determinados casos, la razón triunfa.

Canarias Digital, 17 de julio de 2006.


AUSENCIA DE POLÍTICAS ENERGÉTICAS EN CANARIAS

Desde hace algo más de una década las políticas socialmente relevantes de la comunidad autónoma de Canarias no se hacen desde las consejerías pertinentes sino desde despachos de empresas privadas relacionadas con sectores como las infraestructuras y la construcción, las empresas de sanidad, la enseñanza privada o las empresas de servicios. No en vano, y demostrando quienes son los amos de los políticos de coalición canaria en todo este sistema de apropiación de lo público por intereses particulares, un grupo de empresarios tinerfeños de la construcción estuvieron a punto de comprar la parte expropiada ilegalmente a sus legítimos propietarios del parlamento de canarias para luego alquilárselo al gobierno. La factura de lo que allí acabó pasando la pagaremos los contribuyentes como siempre. Si hubiera que buscar un sector en el que esta apropiación es descarada sería el energético de tal manera que a la Consejería de Industria, Comercio y Nuevas Tecnologías habría que cambiarle el nombre por la de Consejería de ENDESA UNELCO S.A. Nunca, en los 25 años de autonomía del archipiélago canario, se ha hecho una política seria de control público del sistema energético sino que, cada vez más, esta depende de despachos lejanos de las islas y de nuestra realidad insular como son los de esta multinacional acusada de genocidio contra los Indios Mapuches por la construcción de una presa en el territorio de esta etnia en Chile.

El modelo económico canario está basado en la ventaja fiscal de las grandes empresas, en detrimento de los trabajadores, que invierten en las islas para enriquecerse rápido a costa de una degradación social y ambiental irreversible causada por la mala gestión de los recursos. Este tipo de economía, agotada ya en los principales países de occidente, viene aparejada a un sistema energético ineficiente y basado en el despilfarro energético. Es un sistema que necesita del incremento demográfico para seguir generando riqueza fácil mientras, entre otras cosas, el consumo energético, especialmente el de electricidad, aumenta exponencialmente. Todos estos años de autogobierno canario nunca ha existido una política inequívoca de control público del sector eléctrico sino que esta ha estado en manos de la multinacionales de la electricidad como ha sido UNELCO primero y ENDESA después. Esta empresa se ha caracterizado por el desprecio sistemático al medio ambiente, el enriquecimiento fácil en un mercado cautivo y con escasas posibilidades de apertura a la competencia, la construcción de grandes centrales térmicas muy contaminantes con una infraestructura de transporte que o bien se mantiene mínimamente o que es agresiva con el entorno y que no rentabiliza las energías alternativas que en el archipiélago tienen grandes posibilidades. Cuando único ha habido voluntad política de invertir en energías alternativas en Canarias ha sido con la descubierta trama eólica en Gran Canaria, y que según el empresario Alberto Santana están implicados los hermanos Soria, el actual presidente del cabildo y el ex consejero de industria del gobierno de Canarias, con la que se pretendía crear una empresa intermediaria que revendiera los kilovatios generados en una serie de parques eólicos con el fin de lucrar a personas muy concretas. Hace pocos días el periódico El Día anunciaba en su primera página, con su vomitivo triunfalismo fascista y chichoso, la inauguración de un nuevo generador en la central térmica de Granadilla de funcionamiento mixto, gas natural licuado y gasóleo, de mayor potencia. El presidente del gobierno de Canarias, Adán Martín, asistía a la inauguración de la mano del presidente de ENDESA, Manuel Pizarro, y afirmaba que con la inauguración de este generador Canarias se incorporaba, con la futura implantación del gas natural licuado, al uso de las energías alternativas. Esto es una burda mentira: el gas natural no es una fuente energética alternativa sino que es un combustible fósil dependiente del petróleo y que arrastra los mismos problemas de dependencia, coste y conflictos en el mercado que éste. No hay que olvidar la crisis de Europa con Rusia y Ucrania a principios de 2006 relacionada con el corte del suministro de los gaseoductos rusos que atravesaban Ucrania porque le debía dinero a la antigua potencia. Con la introducción del gas natural licuado en Tenerife en concreto, se pretende construir un macro puerto industrial innecesario en Granadilla para pegar un doble pelotazo urbanístico: la construcción del puerto en la zona sur y el desmantelamiento del actual en Santa Cruz y la consiguiente especulación urbana en la capital del área portuaria a reconvertir en zona comercial y turística. La misma ENDESA justifica la construcción de una planta off-shore, situada mar a adentro, de regasificación en Livorno, Italia, como un sistema más moderno y seguro mientras que en Canarias se quiere hacer una instalación en tierra para justificar este sucio puerto y se dice que para aquí esa tecnología no vale. Mientras estos días se ha salvado la cara a ENDESA por la caída de más de 150 torretas en grave estado de corrosión en el Área Metropolitana de Tenerife con el paso del ala de la Tormenta Tropical Delta en noviembre de 2005. La comisión, que gastó dinero y recursos públicos, ha acabado defendiendo los intereses privados de la multinacional y ha dictaminado, descaradamente e insultando a las cientos de miles de personas que padecimos durante días el apagón tercermundista, que la compañía no actuó mal durante aquellos días y que la caída de las torretas fue fortuita y no causada por el nulo mantenimiento de las torres de conducción eléctrica. Lo único que ha quedado de aquel apagón ha sido la asquerosa carta que la empresa envió y que, llena de mentiras, insulta la inteligencia de los clientes de la multinacional y una sanción económica de 450.000 euros que seguramente, y dentro de unos años, los abogados de UNELCO conseguirán rebajar considerablemente y si no hasta cancelar. Vemos pues que el apagón no sólo les ha salido gratis sino hasta beneficioso. De momento, sólo en el primer trimestre de 2006, la multinacional ha ganado 1.050 millones de euros en todo el mundo. Eso sí, en la misma rueda de prensa que presentaba el nuevo generador Adán Martín decía que el en Teide, el día de la tormenta, hubieron vientos de 240 Km/h cuando todos sabemos que en Las Cañadas no hay torres eléctricas. El insulto, el abuso y la mentira de nuestros gobernantes es algo tan descarado que ya ha quedado atrás el momento de la crítica, que con unos medios de comunicación censurados no sirve casi para nada, y hay que empezar a tomar fórmulas más contundentes.

En Canarias casi siempre hace sol y hay buenos vientos, no sólo los de los Soria y compañía. Con el desarrollo económico que las islas han experimentado estos últimos años sí se financiaran investigaciones en I+D relacionadas con las energías alternativas las islas se podrían convertir en una potencia en este sector. Estamos asistiendo al principio del fin del petróleo barato. Todo lo que a partir de ahora impliquen los combustibles fósiles significará un encarecimiento de esta materia prima y una serie de fuentes de conflicto, puede que asistamos a guerras como la de Irak, por el control de estas fuentes de energía. Este es un momento histórico para que el archipiélago pueda colocarse en una posición privilegiada a escala mundial. Desgraciadamente en Canarias siempre ha pasado lo mismo en circunstancias parecidas: las castas dominantes, mientras se enriquecen a toda costa de los recursos del archipiélago y del trabajo de sus habitantes, acaban sumiendo a Canarias en la miseria y en la desestructuración social. Esta vez parece que no es distinto, sobre todo si vemos las intensiones de esta panda de sinvergüenzas de políticos y empresarios que nos han tocado soportar. De nosotros, de la sociedad civil, depende en gran medida que estos acaben en su lugar natural: la cárcel. Cada días más se hace urgente empezar con la desobediencia civil.

Canarias Digital, 10 de julio de 2006.