31 diciembre 2014

Saltando en los charcos


Según los antropólogos, hay un puñado de gestos humanos que se podrían considerar universales e interculturales. Expresiones como las de asentir, discernir, saludar, despedirse o mostrar el asco si bien no son idénticas en todas las culturas si que pueden ser comprendidas por personas de costumbres o modos de vida diferentes. Luego está, sin duda, el gesto de que cualquier niño de cualquier parte del mundo que cuando ve un charco querrá saltar dentro de éste. No les voy a hablar del relativismo cultural sino de lo que me pasó hace pocos días caminando por las calles del centro de La Laguna. Había estado lloviendo hacía pocos minutos y la gente aprovechaba que se había quitado la lluvia para seguir su camino, sus compras en realidad, y como a mi no me gustan los paraguas y no salí preparado de casa para la lluvia estaba mojado por todos lados menos por uno llamado sombrero pues el que tengo tiene una capa de Goretex que hace que el agua se repela. De repente vi a un niño de unos tres años que se acercaba a una tapa de una alcantarilla donde se había formado un leve charquito y dio un salto que acabó salpicándome los pantalones. Mi lema en estos tiempos es que una raya más o menos en un tigre es algo que no se nota. Me empecé a reír, miré hacia los padres que parecían que iban a reñirlo y con un gesto de hombros les dije que no tenía importancia. Mientras me alejaba, seguramente, el niño alentado por la picardía de mi sonrisa se quedó un rato saltando compulsivamente en el charco y estuve un rato riéndome solo. Como me gusta pasear tarde con las calles del centro completamente vacías vi varios charcos parecidos a los que tanto divirtieron al pequeño y me puse a saltarlos como él hizo esa tarde. Debo reconocer que esta vez iba mejor equipado: llevaba botas de montaña, gabardina y gorro.
Durante la vida hacemos no sólo charcos sino que me atrevería a decir que hasta lagos y mares de lágrimas. Si son pequeños saltamos sobre ellos y seguimos hasta el siguiente intentando pisar siempre tierra firme tratando de huir de aquellos que son mayores para no ahogarnos con ellos hasta el cuello. Este es un mundo de traición, de palabras falsas, de mentiras de todo tipo, de falsa felicidad, de hacer lo que los otros quieren que hagamos y no lo que nos da la gana, de relaciones falsas y de empatía nula. He decidido que la risa que vale es la de los niños, que pronto serán adultos como todos nosotros con nuestras imperfecciones, antes que las risas falsas que veo en mucha gente mayor provocada por placebos como el alcohol, las compras compulsivas, el sentarse en una terraza con una botella de cava barato metido en un cubilete como algunas veces he visto, de la gente que le gusta ostentar con su ropa cara comprada en oulets o exhibir teléfonos que les quedan grandes como si de repente un marido torpe en la cama aparece con el pene de un actor porno al que no sabrían manejar porque se les queda grande en todos los sentidos.
La vida es, básicamente, dolor. El negocio del siglo son las farmaceúticas que les interesa tener cronificadas enfermedades como la depresión, el sida o determinadas patologías porque lo que deseamos los humanos es saltar en los charcos pequeños que nos salpican antes que hundirnos en océanos de lágrimas que nos ahogan. Nos enseñan conocimientos como las matemáticas, sin conectar con la música, a leer y a escribir, sin jugar con la poesía de las palabras, pero en esta sociedad no se nos dan pautas para tener una mínima inteligencia emocional y sí a abandonar la sinceridad de un niño por la hipocresía de un adulto que tiene que demostrar que es feliz aunque las farmacias están llenas de docenas de marcas de antidepresivos. La educación destruye la creatividad de un niño y nos hace adultos conformistas, consumistas, presuntuosos pero, irremediablemente, infelices.

Definitivamente ahora ando buscando al niño que dejé de ser hace ya algunas décadas como, por suerte, he vuelto a encontrar a mi amiga Isabel, Nona para sus amigos, que reencontré estos días después de un distanciamiento, con una buena de cosecha de dolor por cada una de nuestras partes, y a la que dedico esta entrada de este blog.  

27 noviembre 2014

Lágrimas en la lluvia


Yo no sé si a usted le pasa como a mi pero cada vez que escucho el diálogo, por supuesto en versión original, de cuando el Replicante le salva la vida en el último segundo a Harrisond Ford en esa maravillosa película de 1982 que el tiempo ha tratado tan bien llamada Blade Runner se le ponen los pelos de punta y los ojos vidriosos. I've seen things you people wouldn't believe. Attack ships on fire off the shoulder of Orion. I watched c-beams glitter in the dark near the Tannhäuser Gate. All those moments will be lost in time, like tears in rain... Time to die. Son los últimos momentos de una vida construida artificialmente por ingeniería genética con fecha de caducidad, el personaje que interpreta Rutger Hauer, para trabajar en las minas interestelares y que en toda la película no ha mostrado ni un signo de piedad salvo este cuando ya sabe que su final es cuestión de minutos y le perdona la vida al que lo buscaba para eliminarlo.
En estos días de lluvia vi a un tipo llorando por la calle mientras caminaba y todos tratábamos de no mojarnos refugiándonos en portales o huyendo del agua bajo paraguas. Vestía bien, estaba aseado y no era el tipo de persona que enseguida hubiéramos asimilado a un enfermo mental. No le importaba que lloviera e iba por medio de una peatonal de La Laguna con la cara empapada pero se notaba que estaba llorando porque sus gestos faciales describían el llanto. Agazapado en un portal lo vi pasar sin atreverme a acercarme, ni preguntarle que qué le pasaba, si podía ayudarlo en algo, si quería mi teléfono para hacer una llamada o si necesitaba un abrazo. Simplemente lo vi alejarse hasta que se convirtió en un punto diminuto y me puse a mirar cómo corría el agua por el alcantarillado y pensé, como un estúpido, que en esas aguas iban también perdidas sus lágrimas. Me acordé de Blade Runner y de la secuencia que le digo.
En esta sociedad hace falta más empatía, lo que un gran profesor que tuve en la facultad nos enseñó con el concepto de Emmanuel Lévinas de alteridad. Y lo digo como una crítica general porque me incluyo ya que yo sí percibí que había una persona sufriendo delante de mi y me pareció lo más lógico no mojarme que simplemente preguntarle si necesitaba algún tipo de ayuda. Como el Replicante de Blade Runner todos tenemos una fecha de caducidad pero con la ventaja de que sabemos cuando empieza pero no cuando acaba con lo cual todo instante debería ser una oportunidad para disfrutar. Esto, desgraciadamente, no suele pasar. Desde que vi a ese hombre llorando bajo la lluvia hasta que he escrito estas letras no he parado de pensar en lo qué estaba pasando en aquella mente para que estuviera sufriendo de aquella manera ajena al resto del mundo. He pensado en lo terrible que es cuando nuestro cerebro enferma, no es capaz de controlar sus emociones y cómo desde fuera nos cuesta comprender el sufrimiento ajeno.
Este post está dedicado a mi amiga Lucy que sabe mucho de filosofía, que domina la alteridad y que es la persona más inteligente y generosa que he conocido nunca. También es fan como yo de esta película.

24 noviembre 2014

Happiness


Si acaso existe la felicidad no se encuentra al final del viaje sino que se haya agazapada en pequeños retazos que se nos escapan porque estamos mirando el final del camino y no el tránsito. Ahora que hasta la marca de refrescos que pensamos todo el mundo se ha inventado El Instituto Coca Cola de la Felicidad (sic, aunque me niego a enlazarlo para no darles más publicidad de la debida) vemos que esta es una palabra completamente vacía. Tan vacía como decir amor, patria, madre tierra, ecologista, democracia o un puñado de lentejas: la cantidad de este puñado depende del tamaño del puño, de la lenteja, de cómo se cojan, de cómo entendamos el concepto de puñado o de si en realidad hay lentejas para recoger. Nunca he sido feliz en toda mi vida, pero sí que he pasado buenos momentos con gente buena y malos por mi tozudés o porque mucha gente son el sinónimo de deslealtad y traición. Les cuento algo que vi hace poco por unas calles de mi ciudad y que me hicieron feliz no por mirar el final del camino sino por el tránsito de éste.
Paseaba por las calles peatonales de La Laguna con un amigo y su perro y vimos, frente a una óptica que tenía un anuncio que era un espejo en forma de gafas gigantes de una marca comercial de lentes, a dos chicas de 15 años subidas al banco que estaba justo fuera de la tienda. Estaban con sus teléfonos móviles buscando una posición adecuada para salir cada una en un lado del espejo y hacerse una foto para recordarse como amigas, o como lo que en aquel momento fueran, y para compartirlas probablemente con sus amigos y difundirlas por sus redes sociales y mensajería. Me pareció un momento extremo de felicidad lo que aquellas dos chicas hacían allí, completamente ajenas a lo que otras personas mayores hacían y que las miraban como estúpidas y con caras de hasta molestarles, y no pude sino esbozar una sonrisa. A mi estas cosas me alegran mucho los días. Lo que más me molesta de la gente es la mala educación, que tiren cosas o escupan en el suelo, que se tropiecen con alguien por la calle y no pidan perdón o que no sepan apreciar una cortesía de alguien desconocido que sólo pretende ser agradable. A mi esta es la gente que me amarga el día y no lo que las chicas estaban haciendo, cosa que por cierto hasta me parecía muy creativa. Los expertos dicen que aunque vivimos en la era de la imagen pura, ahora todo el mundo tiene mínimo una cámara de fotos en su bolsillo, muchas de estas imágenes no sobrevivirán porque son fungibles como los dispositivos con las que se hacen. Yo estoy completamente de acuerdo aunque por mi forma de ser, por ejemplo, guardo hasta las fotos que salen mal con mis cámaras o móviles porque quiero preservarlas no sé bien para qué. Espero que estas chicas guarden aquellas fotos que se hicieron frente al espejo gafa y que un día dentro de, por ejemplo, 40 años, cuando muchos de los que estábamos por allí ya no estemos, las puedan volver a mirar como amigas recordando la felicidad que sintieron en aquel momento aparentemente intrascendente. Nunca lo llegarán ni a sospechar pero me gustaría que supieran que por lo menos uno de los tantos que pasó por allí mientras ellas hacían aquello también fue feliz unos minutos contemplando aquel juego.

22 octubre 2014

Hablando del Dolor con 'Six Feet Under'

Spoilert alert!: no veas este vídeo si no has visto la serie y te ha apetecido verla. Esta maravillosa secuencia se disfruta más al final de las 63 horas de la serie.

El siglo XXI ha retomado el relato de ficción por entregas a niveles de la maestría ahora con el lenguaje de este siglo que es la imagen gracias, sobre todo, a esa factoría de crear historias inteligentes llamada HBO. Entre el año 2001 y el 2005, en la temporada de verano de esta cadena de pago en Estados Unidos, se emitió el que podría ser sin duda uno de sus mejores productos llamado Six Feet Under, que en España se llamó A dos metros bajo tierra por eso de redondear el sistema métrico anglosajón con el decimal, con un total de 63 horas de historias originales que jugaban con el dolor de los personajes y el humor negro e inteligente todo bien hilvanado con grandes guiones y una historia entre los vivos y los muertos. Creada por el guionista Alan Ball, que en el año 1999 nos enamoró a muchos con su American Beauty, tras en buena hora dar el salto a la televisión donde pudo desarrollar muchos aspectos interesantes que ya se vieron en aquella magnífica ópera prima.
El argumento es simple. Una familia de enterradores de la segunda hacia la tercera generación tienen un negocio familiar en la misma casa en la que hacen su vida diaria. Viven en el piso de arriba mientras que en el de abajo y el sótano andan con cadáveres y funerales. El marido con vida secreta, Nathaniel (Richard Jenkins), muere en los primeros minutos de la serie en un tonto accidente de tráfico, mientras su hijo Nate (Peter Krause), llega del Seattle cuna de Nirvana donde huyó del negocio familiar para pasar las Navidades y conoce en el vuelo a Los Ángeles al turbulento amor de su vida, Brenda (Rachel Griffiths), que le gusta experimentar con las situaciones. Nos enteraremos pronto que la viuda Ruth (Frances Conroy) estaba engañando a su marido con un vulgar peluquero y que su hijo David (Michael C. Hall) es un gay que vive dentro del armario pues no se atreve a reivindicar su homosexualidad aunque esté profundamente enamorado de un apuesto policía negro llamado Keith (Mathew St. Patrick) que conoció en una misa de domingo de una parroquia muy tolerante hacia la homosexualidad. Finalmente está Claire (Lauren Ambrose), sin duda el personaje más profundo e interesante y al final nos daremos cuenta que toda la serie ha pasado por delante de sus ojos, una adolescente que está buscando su lugar en una sociedad vacía que ya coquetea con las drogas y las relaciones con tipos indeseables. Claire es el personaje que podríamos decir que es el más empático y generoso de toda la trama aunque alguna pequeña misera también tendrá. Cada episodio de los 63 empieza con una muerte, un breve epitafio tras un fundido en blanco, y es el hilo argumental de cada capítulo. Hay muertes muy ingeniosas que es imposible que no saquen una carcajada al espectador como la del Papá Noel que tiene un accidente de moto delante de tres niños que lo observan incrédulos o la de la ultra religiosa que sale corriendo de su coche pues cree ver que son ángeles celestiales lo que en realidad eran unas muñecas hinchables infladas con hidrógeno que iba a ser usadas en un show pornográfico. En Six Feet Under vivos y muertos dialogan sin que sean éstos momentos para el miedo, como cualquier guionista infame hubiera hecho, sino que tienen una clara tensión dramática y hasta una ironía muy fina.
En esta serie los muertos que hablan ya no sufren, son los vivos los que están abocados al sufrimiento y si tuviéramos que definir esta serie con una palabra sin duda esta sería la de Dolor. Este es el dolor de las sociedades modernas que Alan Ball intuyó casi una década antes que se produjera en forma de Doctrina de Shock, de la depresión y la infelicidad, de los psicoterapeutas imbéciles que deberían primero curarse a si mismos, del Prozac y otros fármacos que se han convertido en el negocio más rentable de las farmacéuticas en los países donde el temor al futuro ha entrado duro como ha pasado ahora en el nuestro, del esnobismo de los restaurantes de sushi y del vacío de valores de gran parte de la sociedad norteamericana. Se podría decir que es una de las primeras series que normaliza la homosexualidad dentro de una historia natural, Alan Ball lo es y uno de los actores secundarios de la serie es su pareja, no como algo raro y anecdótico a la trama para reforzar la heterosexualidad sino como parte misma de ésta y al mismo nivel que los deseos y los sentimientos de todos los personajes independientemente de cuál sea su tendencia sexual.
El caminar de los personajes en la serie es el de la búsqueda de la felicidad pero siempre hay algo que los frena: la traición a la persona compañera que se traduce en múltiples formas de deslealtades, la falta de seguridad personal y el no saber decir no a tiempo, la manera enferma de sentir el sexo, una sociedad sin valores donde la principal forma de ocio es comprar con tarjeta de crédito, estar a la última en todo momento para ser el mayor cretino o la crítica feroz a las galerías y las escuelas de arte que deja constancia el personaje de Claire que, recordemos, es el más interesante de todos y que quizá por eso llegará a ser centenaria. Todo esto se traduce en el Dolor porque los personajes sufren viviendo en el país que más felicidad del mundo promete según la publiciadad y se medican para enfermedades mentales que están en el DSM IV aunque ya haya salido el 5. Todo esto sucede de manera inexorable como si los personajes tuvieran que que estar abocados a ese dolor que salen a buscar cuando, a veces, la felicidad está cerca y sólo hay que pararse para que les llegue en forma de pequeños momentos que al final son los que importan.
Sin duda una de las mejores secuencias de toda la serie es el final del capítulo 3 de la cuarta temporada cuando la familia al completo decide quemar viejos recuerdos de la casa anclada en los años setenta del siglo pasado. Let's burn it all!, sugiere Claire, y la escena funde a una hoguera hecha en el jardín al anochecer. La chica sube a su habitación para poner una canción de Radiohead, Lucky, y saca su cámara fotográfica para hacer fotos del momento mientras oímos estrofas como It's gonna be a glorious day / I feel my luck could change (va a ser un día glorioso, siento que mi suerte puede cambiar) Todos miran absortos a la hoguera hipnotizados por las llamas y el espectador siente que a partir de ahora todo puede cambiar como dice la canción pero es una falsa esperanza: las heridas son tan profundas que el dolor avanza con fuerza hacia el gran llanto que es el final de una serie que tuvo su justa medida y que Alan Ball supo acabar a tiempo en su quinta temporada y no prolongar innecesariamente este trabajo como hizo HBO con la bastante fallida True Blood firmada por el mismo autor. La clave es la canción de Radiohead, la música en la serie está siempre muy bien elegida y sirve para sostener el relato, que habla de un soldado moribundo que recuerda a su chica mientras agoniza muriendo por defender los intereses del Imperio Norteamericano. Esperemos que la cadena siga contando con este guionista y director y le encargue un trabajo más a su medida y no sujeto a las normas de la comercialidad como la de los vampiros.
Spoiler alert!: Esta secuencia es clave. Si no has visto la serie te recomiendo que no la veas. Si te interesa escuchar el tema de Radiohead Luck pulsa aquí.
Finalmente, y sin contar nada de la trama, quiero acabar con la secuencia final de la serie que es un viaje iniciático por la vida de proporciones homéricas a través de los ojos de Claire que ya queda fuera de la serie pero sigue en la mente del espectador. Extrañamente se siente tristeza porque son los minutos finales de una serie sin duda extraordinaria pero al mismo tiempo complicidad con el escritor por ver cómo son los finales vitales de todos los personajes. Es una suerte de evocación para que pensemos en cuál será el nuestro al mismo tiempo que sonreímos con el ajeno imaginando la vida entera que hubo en medio. A quien no haya visto la serie se la recomiendo, ya sabe las maneras de conseguirla que existen a día de hoy pero les aconsejo que sea en su versión original, y a quien la haya visto en su tiempo que lo vuelva a hacer ahora para que note que ésta no sólo no se ha quedado vieja sino que, por los sentimientos expresados en ella, es más actual que nunca. A quien pudiera estar sintiendo ahora algún tipo de dolor interno puede que esta serie le ayude a reconocer su procedencia porque si algo es Alan Ball, sin quitar mérito a su grupo de guionistas, es un completo conocedor del alma humana.

Posdata: Dedico este post a esas personas que me han expresado su cariño estos meses, ya sea de manera física o virtual. 

20 septiembre 2014

Vamos, que nos vamos


A día de hoy llevo ocho años y nueve meses, nueve años haría en enero de 2015, publicando todos y cada uno de sus lunes un artículo denso. Primero fue en el Canarias Digital, un medio hecho para mantener la batalla personal de su creador Pepe Castellano y que nos acabó dejando a unos cuantos colgados cuando su batalla tomó otros derroteros. En medio abrí este blog, agosto de 2006, para colgar en él cosas que generaba en aquel primero, en otros medios después y para este mismo. Luego Enrique Hernández habló conmigo para que tuviera una sección en el Canarias 24 Horas durante el año que estuvo de director y que, sin duda, fue el mejor momento de esta publicación digital subiendo de un puñado de visitas semanales a miles diarias. Nunca le estaré totalmente agradecido a Enrique la oportunidad que me dio. Seguí un tiempo más en este medio mientras se volvía cada día más y más mediocre por la nueva dirección que, por cierto, me dijo alguna que otra vez que mis artículos solían ser los más visitados del digital. Como todo lo guardo por ahí tengo sus correos electrónicos. Como no le debo nada a nadie y debido al mal trato de mis textos en el Canarias 24 horas lo dejé para siempre para concentrarme en este blog. De este anterior medio no tuvieron ni una palabra de agradecimiento conmigo después de más de cinco años ni fueron capaces de preguntarme que por qué me había ido. Las miserias se retratan a si mismas. Huelga decir que jamás cobré un céntimo de allí ni de ningún lugar que he escrito. Es más, este trabajo me ha costado dinero que jamás le he debido a nadie. 
Este lunes 22 de septiembre no habrá un texto nuevo y completamente original en este blog Me Tienen Frito. En principio esto pasará durante varios meses y puede que esta decisión se haga completamente definitiva y tal vez no vuelva a escribir en mi vida o si lo hago será con otro proyecto y otras cosas. Puede que regrese, ahora no lo sé. A los que me han odiado durante este tiempo, a ciertos amigos y conocidos que perdieron la amistad conmigo por sectarios y por mi convicción de no callarme las cosas, celebro que estén contentos y me alegro por su júbilo. A las personas que me han mostrado su cariño durante años les doy las gracias desde aquí. Me gustaría particularizar pero prefiero no hacerlo porque la lista sería un poco larga y no quisiera dejar a nadie fuera.

Ahora estoy en una etapa personal un poco particular y me he dado cuenta que tengo que pensar en mi mismo, en mi salud que no anda muy bien, y quizá sea ahora la sociedad la que tenga que hacer algo por mi en lugar de yo por ella. Me voy, repito que no sé por cuánto tiempo, pero el archivo de este blog nunca desaparecerá y el correo de contacto y las redes sociales asociadas a este seguirán activas. Adiós, o hasta pronto, y gracias por todos estos años de ilusión de que cada lunes mis palabras produjeran molestia o alegría, si lograban leer los peñazos que escribía hasta el final, pero nunca indiferencia.

15 septiembre 2014

El fin del Paulinato


En el momento que se publican estas líneas han pasado 2.622 días desde el 13 de julio de 2007, fecha en la que fue investido por primera vez Paulino Rivero Baute como presidente de Canarias habiendo perdido las elecciones y gracias a los votos del PP. En el año 2011 vuelve a perder las elecciones pero sigue siendo presidente del gobierno de Canarias ahora gracias a los votos del PSOE. Esto es, sin duda, un hito de la política mundial por la que un perdedor nato decide los destinos de millones de ciudadanos gracias al sistema corrupto y trilero que hay montando en un archipiélago de origen bananero como es el canario.
El viernes 12 de septiembre de 2014 empezaba el principio del fin del Paulinato, la época más gris de Canarias en muchos aspectos en la que un completo mediocre ha estado gobernando canarias, con dos millones de habitantes, como si fuera su pueblo natal de El Sauzal que no llega a los diez mil. La mediocridad de todos estos años se ha notado en que en Canarias los casos de corrupción galopante ha aumentado llegando hasta que el mismo presidente intentara enchufar a su sobrina en la policía municipal de Arona a través del conseguirdor y condenado por corrupción José Alberto González Reverón, hemos asistido a un aumento brutal de las cifras del desempleo llegando a 350 mil personas registradas y una tasa del casi el 33 por ciento, hemos vivido un completo desprestigio de las instituciones canarias con nulas calidad democrática y participativa, la televisión que dirige su amigo Willy García ha llegado a cotas de manipulación insuperables, la sanidad y la educación han empeorado considerablemente y los amigos más poderosos de este presidente han aumentado su riqueza a costa de machacar a las clases medias y crear auténticas bolsas de pobreza en nuestro archipiélago con centenares de miles de ciudadanos por debajo del umbral de ésta.
Después del Consejo Político de CC donde se eligió a un astuto Fernando Clavijo como candidato de su partido a la presidencia del gobierno, en realidad a presidente en 2015 gracias a la misma aritmética que ha mantenido a un perdedor durante 7 años gobernando en las islas, Rivero se tiene que estar tragando toda la campaña que a nivel personal se ha hecho gracias al tema, aprovechado de manera oportuna, de las dichosas prospecciones petrolíferas frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote. Como un viñetista de la revista El Jueves que siempre acababa su tira sobre el expresidente Aznar diciendo éste que nunca debió haber salido de Valladolid Paulino Rivero debe estar diciendo, a día de hoy, que nunca debió haber salido de El Sauzal. Ahora más que criticar a Rivero por este asunto habría que hacerlo por los cómplices que el caduco presidente ha tenido durante meses en este asunto intentando que el fervor popular contra las prospecciones les salpique. Partidos políticos como Izquierda Unida, Nueva Canarias o Sí Se Puede y organizaciones ecologistas como Greenpeace o Ben Magec, controlada en Gran Canaria por Nueva Canarias y en Tenerife por Sí Se Puede, han sido incapaces de poner a este oportunista en su sitio con este tema que cada día insulta más a la inteligencia. Que Ben Magec esté pidiendo ahora una audiencia con el presidente Rivero, un presidente que ha hecho todo lo posible para hundir a esta organización con le puerto de Granadilla o el impuesto Catálogo de Especies Protegidas en la anterior legislatura, da cuenta del patetismo en el que los movimientos sociales y políticos alternativos se encuentran en la actualidad en Canarias. Estamos pendientes de una regeneración social y política. Tristemente, hace poco tiempo pensaba que estas instancias estaban contra el régimen que nos asfixia, son ellas las que también tienen que renovarse y desaparecer.
Entre lo malo y lo malo para nuestro futuro, Rivero o Clavijo, salió elegido más de lo mismo pero a peor. Fernando Clavijo llegó al ayuntamiento de La Laguna en los noventa con aquella promoción de Económicas de la Universidad de La Laguna que se supo colocar de buena manera en el ayuntamiento y formó parte de la ICAN que acabó traicionando a la izquierda que representaban y se vendió a los caciques de extrema derecha que representaban ATI y los partidos insularistas que crearon Coalición Canaria. Es un tipo que estuvo años haciendo sus cosas particulares a la sombra hasta que Ana Oramas la designó a dedo alcalde de La Laguna siguiendo el modelo de cómo se hacen las sucesiones hereditarias en los ayuntamientos y el Cabildo de Tenerife: dejando al sucesor gobernando a la mitad de la legislatura. Hasta este momento ha sabido nadar y guardar la ropa pues nunca ha sido capaz de dar una opinión clara sobre ningún asunto. Su estrategia siempre ha sido la de agradar a todos para llegar hasta donde lo ha llegado. A partir de ahora tendrá que empezar a mojarse en cosas que nos aclararán muchos rasgos sobre sus auténticas ideas. Es también el tipo que hace unos años defendió a González Reverón con el tema del enchufe a Rivero diciendo que él como alcalde a la semana recibía cientos de llamadas de gente que le pedían ayuda y consejos. Clavijo es, sin duda, un joven cacique que ha aprendido de sus mayores, que ahora se están retirando quién sabe si a Suiza, para que su generación siga medrando de la política y preparar a las venideras para que hagan lo mismo. De la alegría de ver a Rivero humillado por la victoria de este joven intempestivo pasaremos pronto a la sensación de que, pasara lo que pasara en la votación del viernes 12, los que de verdad hemos perdido somos todos los ciudadanos de Canarias.

Al hecho de que los ciudadanos estemos viviendo la peor etapa de nuestra historia reciente hay que añadirle el que estamos gobernados por unos políticos completamente indecentes y que en uno de los principales partidos de este régimen se ha producido el falso relevo generacional para que las cosas sigan como hasta ahora. Sin embargo, nunca habíamos estado tan huérfanos hasta el punto que los partidos que hasta hace poco significaban una opción para desbancar a la casta van camino a convertirse en esta misma. Esto es una gota más que colma el vaso y que representa que este sistema, en el que estamos encarcelados, es más duro y más terco de derrotar de lo que muchos llegamos a pensar.

12 septiembre 2014

El loro, la chivata y la estrategia


Pude leer en El País, no sin una amplia sonrisa en mis labios, que hace pocos días un loro gris de origen africano fue devuelto a la casa de su dueño en Japón porque el ave misma le dijo la dirección completa a la policía. Según los empleados de la clínica veterinaria a la que fue llevado en un primer momento el animal era muy divertido ya que cantaba y decía todo el rato su nombre Nakamura Yosuke-kun que, como bien sabemos, en buen japonés viene a ser algo así como nuestro José Manuel. Como cada uno es como es no pude evitar que el bicho me recordara a un compañero de trabajo, lo de compañero es un decir ya que éste es el mayor catador de glúteos patronales que haya existido nunca, cuya misión principal es la de hacer de chivata en la empresa. Si algún día tiene que hacer un Currículum Vítae para cambiar de empleo su elemento más destacado no sería tener conocimientos de informática o dotes de mando sino ser un chivato. La analogía con Nakamura Yosuke-Kun se me ocurrió porque es un hecho que hace falta ser primario para repetir todo lo que es escucha como ha hecho el loro para volver a su casa. Me imagino a mi chivón particular volviendo a la suya todos los días después de trabajar repitiendo a la policía que se encuentra por el camino la dirección completa de su domicilio con número incluido.
No es que me quiera regodear en el tema, no es mi estilo, como venganza por los años que llevo soportando a semejante lameculos porque no soy un resentido. Simplemente me enfrento de manera jocosa a la perplejidad que del hecho de la existencia de personas así producen. Simplemente, y para que me puedan entender, imagínense tener como compañero de trabajo, sentado mesa con mesa, a sujetos como Acebes, Zaplana, o Aguirre. Habrá a quien les guste esta gente, el mundo es así de variado y debe serlo, pero a la mayoría de la gente sólo con pensarlo le darán arcadas en el estómago. Y es que la estrategia del loro de, sin saber lo que dice, chivar la dirección de casa a la policía para que ésta le lleve allí es una estrategia eficaz para lograr determinadas cosas. Tanto ha repetido Rajoy por su pico, hasta la saciedad la verdad, burdas mentiras y consignas falsas que unos cientos de militantes y simpatizantes de su partido se han revelado contra él mismo, en una estrategia parecida a la del loro, llegando a manifestarse contra él delante de la sede del PP en Madrid. Lo alucinante es que han acabado usando contra el mismo Rajoy una consigna que aquel repitió hasta la nausea durante cuatro años contra todo el que cuestionaba su estrategia y era la de decir que se estaba traicionando la memoria de las víctimas del terrorismo. La situación en el PP sería para partirse de risa si la cosa no diera tanta vergüenza ajena.
Desde aquí, simplemente, me gustaría expresar la mayor de las simpatías para animales que como el loro gris africano de Japón consiguió que lo devolvieran a la casa de su dueño, un animal así domesticado no hubiera sobrevivido en un medio urbano hostil, y mi mayor desprecio para aquellos que medran en base crear mentiras y al lameculismo, sean chivatos o estrategas políticos de profesión.
La imagen que se reproducen en esta entrada está enlazada directamente de los servidores de este periódico con un texto a pie de foto que dice así: "El loro, Yosuke, dentro de su jaula, en la comisaría de Nagareyama, al este de Tokio" Entiendo que esta imagen está sujeta a derechos de autor pero la enlazo porque los fines de este blog no son, en absoluto, comerciales y no voy a ganar nada con él. De todas formas, y a través de un requerimiento expreso de la dirección de este medio, no tengo problema ninguno en retirar la foto.

10 septiembre 2014

A la mitad de los Beatles

Leo hoy, no sin estupefacción, que el gobierno de Israel ha perdido perdón a los dos componentes de los Beatles, nada menos que 43 años después, por haberles prohibido actuar en aquel país en el año 1965 porque entonces consideraban que este grupo era pernicioso para la salud moral de la juventud. Pensando que en los que por aquellos días fueron jóvenes son hoy adultos y tienen, seguramente, poder de gobierno y mando en hoy en día en Israel quizá haya que pensar, en virtud a cómo trata el gobierno israelita a los Palestinos, que con o sin los Beatles algo se les torció moralmente hablando. Eso sí, aunque sea por marketing pues lo que quiere hacer es invitar a los que quedan de este grupo para celebrar el 60 aniversario de la fundación de este estado, hay que reconocer que Israel reacciona con más premura que la iglesia católica que tardó casi cuatro siglos en exculpar a Galileo por decir que, en efecto, la tierra era redonda ya en tiempos del Papa Wojtyla.
Hoy, un día más, siguen las pésimas condiciones de más de un millón de personas en la Franja de Gaza por culpa de la política xenófoba y fascista del estado de Israel y el visto bueno, por el silencio cobarde, de la Unión Europea y Estados Unidos. A estas alturas si por una nimiedad como la de los Beatles tardan 43 años cuanto no tardarán en pedir perdón al pueblo de Palestina por la forma asesina en la que lo están tratando. Quizás para el siglo XXII, suponiendo que con esta escalada de violencia queden todavía palestinos o israelitas con vida. Es una pena que un pueblo tan sabio como el judío no haya aprendido de su pasado muy reciente. Y es que cuando los Beatles no pudieron tocar allí todavía la memoria el genocidio nazi estaba caliente.

08 septiembre 2014

Consulta sobre las prospecciones


José Manuel Soria, Ministro de Industria, pescador de salmón que cuando viaja siempre paga en efectivo miles de euros, el de los alquileres dudosos que le gusta veranear en hoteles de lujo ilegales en Lanzarote y que hasta hace menos de cuatro años era socio y mano derecha de Paulino Rivero en la presidencia del Gobierno de Canarias, sin duda pocas verdades se conocen que hayan salido por su boca. Una gran verdad fue la que dijo a mediados de agosto de 2014, en una guerra patética que mantiene con Paulino Rivero pues más pronto que tarde estos dos se han de entender de nuevo, de que en más de una ocasión el presidente canario le había manifestado en privado estar a favor de sondeos petrolíferos frente a las costas canarias pero que tiene que estar en contra debido a los líos internos que tiene Rivero en Fuerteventura y Lanzarote. Parece ser que Paulino le ha manifestado esta misma opinión al presidente de Repsol Antonio Brufau también en privado. Vemos que Rivero a parte de ser un mediocre es también un bocazas.
A muy pocos días del 12 de septiembre que será el Consejo Político de Coalición Canaria, que hasta podía cambiar en nombre de esta formación por PNC aunque todos sepamos que sería el mismo pero con distinto collar, Paulino Rivero no ha tenido el más mínimo pudor de manipular el Parlamento de Canarias, el Consejo de Gobierno y hasta el Consejo Consultivo de Canarias para salirse con sus planes: volver a optar a la presidencia del gobierno de Canarias en las elecciones de mayo de 2015 por su partido en contra de su rival Fernando Clavijo. De risa es que esta autonomía haya tenido durmiendo durante más de una década una Ley de Participación Ciudadana y ahora todo sean prisas para montar esta vergonzosa farsa de consulta a la ciudadanía sobre las prospecciones que se pretende hacer en Canarias antes de noviembre.
Hemos de recordar, porque parece que las memorias de algunos partidos y organizaciones sociales es bastante pobre en algunos caso, que Paulino Rivero, todos los presidentes de esta formación y CC en concreto han tenido una alergia muy grande hacia todo lo que huela a democracia, que han hecho sus negocios privados a costa de los canarios y de nuestro territorio y durante más de 20 años agosto, mes de vacaciones, ha sido el favorito de estos indeseables para aprobar medidas que han lesionado gravemente a la ciudadanía canaria y a nuestro territorio insular. Mientras Paulino Rivero se desmelena por unas prospecciones que en el fondo cree necesarias pero que sabe que su oposición le pueden dar muchos votos en el futuro, en Granadilla es el promotor del mayor destrozo ambiental que se está produciendo de la Unión Europea, con la excusa de introducir el gas licuado en la isla, con unas obras que favorecen a su amigo Antonio Plasencia y donde la izquierda supuestamente alternativa y los movimientos ecologistas de la isla parecen haber tirado la toalla porque oponerse a este destrozo ya no es rentable, a nivel de propaganda, para nadie.
Es triste ver como todo este montaje no ha sido debidamente respondido desde partidos supuestamente alternativos que llevan años intentando hacerse un huevo en la política de la isla como Izquierda Unida Canaria, Sí Se Puede u organizaciones ecologistas como Greenpeace que siempre han ido de estrellas o Ben Magec que hasta hace poco estuvieron a la vanguardia del ecologismo y de la crítica social en Canarias. Ahora parece que estamos en otra fase y hasta estas entidades se reúnen con Rivero o van a sus encuentros en contra de las prospecciones sin acordarse de los 20 años en los que el partido de este sujeto, Coalición Canaria, han deteriorado gravemente nuestro territorio y han sumido en la pobreza a centenares de miles de canarios.
Sí se está en contra del petróleo se debe de estar en contra de éste en todas las partes de mundo: en el Amazonas, en África y en el Golfo de Guinea, en Alaska y en el Polo Norte. En los discursos en contra de las prospecciones frente a Fuerteventura y Lanzarote no oigo a nadie que diga que va a renunciar a la calidad de vida que tienen gracias al petróleo, ni que van a usar más medios de transporte público o a renunciar a sus coches privados que, en muchos casos, son de una cilindrada y un lujo sobredimensionado para las islas en las que vivimos. Nos guste o no, y a mi en particular no me gusta nada porque creo que hace décadas en el mundo se debió apostar por las energías alternativas, si en esa zona hay petróleo este va a salir de una forma u otra. A todas estas, en Canarias hemos hecho un ridículo espantoso con el tema de las energías alternativas donde se han hecho concursos eólicos amañados con claros visos de corrupción, donde se desarrolló el tema solar para pillar las subvenciones deteriorando, en muchos casos, nuestro territorio y donde jamás ha habido una sistema público de investigación de las energías alternativas que, al mismo tiempo, pudiera crea una industria en el archipiélago para que nos beneficiáramos de ella y para ser un referente tecnológico mundial en esta materia exportando tecnología. Por este motivo creo que a las autoridades y a los partidos políticos canarios han perdido toda autoridad moral para criticar las prospecciones pues jamás en las islas se han puesto las condiciones oportunas para que no dependamos exteriormente del petróleo o el gas a los niveles que lo hacemos.

En mi caso no pienso participar en la farsa, sea ilegal o no, de la consulta que se quiere poner en marcha por este indeseable de Paulino Rivero en el archipiélago porque me parece una tomadura de pelo, una burla a la ciudadanía y hasta una broma de mal gusto viniendo de alguien que su afán en las dos últimas décadas ha sido el de enriquecerse a costa de Canarias y de sentido nacionalista de muchos de sus habitantes. Espero, no creo que esto suceda, que los partidos alternativos y las organizaciones ecologistas sepan poner distancia, y en su sitio, a este señor, a CC y a toda la demagogia que en el archipiélago hemos estado escuchando, en boca de corruptos, sobre este tema de las prospecciones frente a las costas de Canarias.

05 septiembre 2014

¡Cuánto se vive!

Recientemente en Islandia han descubierto el que puede ser el animal más longevo que hasta por el momento se conoce y que tiene entre 405 y 410 años. No se trata de un miembro ultra del PP ni de un dirigente de la conferencia episcopal, que mentalmente están anclados en el pleistoceno, aunque sí que tiene un aspecto baboso ya que se trata de una almeja. Sin haber acabado como delicioso aliño a una sopa de ajo, no sé si hace 400 existían estas sopas, da miedo pensar lo que ha sucedido mientras ha vivido este bicho. Ya estaba cuando Joyce escribió el Ulises, cuando Mahler estrenó sus sinfonías, cuando Goethe terminó su Fausto, cuando Beethoven, sordo ya, acabó su Novena sinfonía, cuando Mozart compuso La Flauta Mágica, cuando Bach escribía sus Cantantas para oídos mediocres, cuando Cervantes terminó el Quijote y hasta, si nos apuramos, cuando Shakespeare terminó su última obra de teatro titulada La Tempestad. Lástima que sea un ser tan primario para no haber podido disfrutar de estas cosas en su momento aunque pensándolo bien conozco a gente viva que tampoco es capaz de sentir la menor curiosidad por estas cosas.
También esta almeja, por ser tan primaria como es, se ha evitado saber de dos Guerras de Irak, otras dos Mundiales, el salvaje exterminios de muchas culturas de América, las monarquías absolutas que sí que mandaban a todo el mundo a callar, las Revoluciones Burguesas que habrían de ser más de lo mismo y la expansión del capitalismo que habrá de llevar a el planeta entero, junto con el privilegiado habitad de este animal, a un colapso irremisible y que no hay que ser tan listo como el primo de Rajoy para saber que estamos abocados.
¡Tanto vértigo me ha dado hambre! Prometo ser más mirado cuando la próxima vez vaya a la pescadería con las almejas. Hasta ahora sólo me han parecido unos seres que son bastante simpáticos de ver en una paella o por los que siento curiosidad de cómo pueden aparecer cuando abro una lata con ellas dentro. ¿Quién sabe si lo que nos vende la pescadera podría haber vivido en libertad más de cuatro siglos hasta que una red los sacó de su existencia como hace este sistema con millones de personas al año?

03 septiembre 2014

Ley de Memoria Histórica para las calles de Tenerife


El dictador organizó en su destierro en Canarias el Alzamiento Nacional que traería más de cuatro décadas de dictadura en España y varios siglos de atraso intelectual, político, económico y social con relación a los países de su entorno. En la isla de Tenerife está la capital de la provincia llamada Santa Cruz de Tenerife y aquí la calle principal, una rambla muy soleada, se llama todavía, a treinta y dos años de la muerte del dictador fascista, del General Franco. La clase política, en general, en Canarias suele ser bastante bananera, soberbia y tienen un oscuro pasado caciquil. El alcalde de esta ciudad, Miguel Zerolo, tiene antepasados de su familia que estuvieron muy vinculados al Movimiento y a la Falange. Este personaje gobierna su ayuntamiento con bastante poco respeto a la democracia. Es de destacar que es el único mandatario de capital de provincia española que está doblemente imputado, e investigado por la fiscalía, por unos presuntos delitos de cohecho y malversación de caudales públicos y parece que ha encontrado en su cargo una forma de defenderse de sus imputaciones.
La Ley de la Memoria Histórica, que no es Ley porque no repara a las víctimas ordenado sino que se queda en una declaración de intenciones, dice que obligará a que sean retirados los símbolos franquistas de una vez de las calles. En espera de que la justicia quite de en medio a su alcalde, que de seguir en su cargo acabará ensuciando la institución irreparablemente, ojalá que esta descafeinada ley sirva para que de una dichosa vez la calle más importante de esta isla se llame de otra forma.

01 septiembre 2014

Aforados


Es curioso como la ultraderecha que gobierna en España tacha a movimientos ciudadanos y políticos como Podemos, surgidos tras el 11M en el marco de la crisis económica, de populistas cuando es el mismo PP el que llegó al poder con el mayor de los populismos que haya existido nunca y, además, se han lanzado a la piscina de éste a hacer propuestas imposibles de realizar en las condiciones actuales. Por un lado está la propuesta de Rajoy de pucherazo electoral a través de una supuesta elección más directa de los alcaldes pero también la de otro alcalde, el que llevó a Madrid a la banca rota, ahora Ministro de Justicia que busca apagar las críticas internacionales de su ley fascista del aborto que pretende condenar a las mujeres a parir como conejas o a exiliarse si lo que quieren es abortar de una manera mínimamente digna. En declaraciones a el diario El País, el nuevo órgano de comunicación de los ultraliberales falangistas españoles, Alberto Ruiz Gallardón dice que pretende reducir el número de aforados que hay en España, según él exactamente 17.621, a un número de 26. luego se habrá mirado el ombligo, habrá visto que es redondo y como conclusión habrá sacado que el mundo es perfecto.
Los pasos para eliminar el aforamiento de altos cargos en España son complejos, están determinados por unos plazos concretos y dependen de pactos institucionales que ahora mismo no existen. Habría que reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial, tengamos en cuenta que la mayoría del aforamiento corresponde a jueces y fiscales, los 17 Estatutos de Autonomía que tienen fórmulas distintas para la reforma de unos y de otros incluyendo hasta referéndum y partes de la Constitución de 1978 actualmente en vigor. En cuanto a temas de reforma a de la Constitución parece que el PP no está muy por la labor pero recordemos que en un fin de semana de agosto de 2011 el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero y el PP acordaron reformar con completa impunidad el Artículo 135 de la Constitución que otorgaba absoluta prioridad al pago de la deuda externa del país, aunque esta sea en mayor medida completamente ilegítima, sobre los derechos sociales y el sostenimiento de los servicios públicos que afectan a más de 46 millones de personas. Esta es, sin duda, la guinda de un partido como el PSOE que se vende de izquierdas pero que es uno de los mayores exponentes de la infamia de estos años de crisis.
Gallardón ha recurrido al populismo barato, sin duda tratando de limpiar su imagen real de falangista en unos tiempos en los que cualquiera que hable de recortar los privilegios de la casta que este señor representa es siempre bienvenido. Yo hace tiempo que no confío en la política cuando esta trata de hacerse con las instituciones en forma de nuevos partidos políticos que aspiran a formar parte del sistema y que, indefectiblemente, acaban fagocitados por éste. De Podemos no confío que se pueda sacar nada en claro en el futuro, a parte de lo honestos que puedan ser sus dirigentes y bases sociales de este partido cosa de la que no dudo en absoluto, salvo que con los resultados de unas elecciones europeas nada extrapolables a unas nacionales han hecho tambalear a la casta dirigente hasta en punto de que un tipo gris como Gallardón haga propuestas en la línea de este partido que, tengamos en cuenta, para el gobierno de ultraderecha que tenemos son parte de ETA.
Viniendo de un sistema franquista y de falta casi absoluta de cultura democrática se puede llegar a entender la figura del aforamiento pues éste significa hacer diferente ante la justicia a determinados cargos institucionales y políticos, que no a las personas, para tratar de garantizar una cierta inmunidad personal y unas diferencias judiciales que garantizaran el ejercicio del cargo sin someterse a ningún tipo de intentos absolutistas. Esta figura se quedó anticuada hace ya unas cuantas décadas con la consolidación del sistema democrático ceremonial y que hasta la fecha, en la que la gente harta de pagar los platos rotos de la crisis ha empezado a denunciar que nos gobierna una casta política que hace de intermediaria entre la ciudadanía a la que hunden cada día más y la clase económica que controla el poder en el país, nadie se ha atrevido a hablar de estos privilegios que la mayoría de la población o desconocen o les daba igual en los tiempos de bonanza.
Un caso de aforamiento bastante miserable ha sido el de el exalcalde condenado por el caso García Cabrera a inhabilitación por el Tribunal Supremo Miguel Zerolo Aguilar. Cuando este corrupto le empezaron a crecer las causas en Tenerife y empezó a ser incómodo a su partido CC consiguió que el Parlamento de Canarias, del que era miembro con aforamiento, le propusiera como Senador por Comunidad Autónoma para matar dos pájaros de un tiro: que CC se lo quitara de encima y que él imputado, y ahora condenado, pudiera seguir disfrutando de una aforamiento con el que ganar tiempo a sus delitos cometidos trasladando y reabriendo las causas en un tribunal nuevo. Recordemos que este condenado fue Senador por las islas gracias no sólo a los votos de CC sino también del PSOE que tiene un pacto de gobierno con este partido y del PP que también ha gobernado, y algún día lo volverá a hacer probablemente, con esta formación. Demostrado queda que la política en general, pero en el archipiélago en particular, es un asunto sucio de trileros, sinvergüenzas y gentes que anteponen sus intereses particulares ante la ciudadanía a la que dicen servir y representar.

No estamos en un sistema político normal, estamos en un sistema que prima la propaganda que establecen los partidos políticos y el gobierno y que se aprovechan de la mala memoria que tenemos los ciudadanos para estas cosas. En efecto, vamos a tener aforados para rato cosa a la que se traducen las declaraciones de Alberto Ruiz Gallardón en su últimas declaraciones en el diario del movimiento.

29 agosto 2014

En un mundo sin fronteras de la economía, Justicia sin Fronteras al genocidio

A poco más de 24 horas de la muerte del excepcional periodista de la Cadena SER, Carlos Llamas, se han sucedido dos acontecimientos que, sin duda, le hubiera gustado informar y comentar,.
Por un lado Aznar ha vuelto a hablar. Después de que El País desvelara la lamida de culo de este personaje a su ídolo Bush con las transcripción de las actas de la conversación de Crawford que llevaron a una guerra, que todavía es presente, en la que han muerto centenares de miles de personas inocentes volvió a hacer unas declaraciones como siempre calumniosas el que es uno de los personajes más mediocres que ha dado la historia española contemporánea incluida la figura del dictador Franco. Ojalá pudiéramos olvidarlo y hacer como que nunca haya existido pero los miles de muertos, que son inmunes a su conciencia por lo visto, nos han de recordar durante muchas generaciones que un segundón gris se creyó tan iluminado como para cambiar radicalmente la política exterior española de los últimos 200 años.
Por otro lado, la justicia chilena ha actuado contra la familia del difunto dictador Augusto Pinochet, también contra otras personas, por delitos de blanqueo de capitales, evasión fiscal y demás basura unida al mandato del genocida. Aunque el Juez Baltasar Garzón lo retuvo durante más de un año en Londres Pinochet, como buen fascista, murió en la cama con la absoluta impunidad de los miles de muertos que pesan sobre su conciencia. Este pataleo contra su familia de ladrones no es el acto de justicia que necesitan las víctimas pero consuela un poco.
José María Aznar como consejero de News Corporation peor pagado y con un inglés con acento mejicano viaja mucho por el mundo. Debiera de tener cuidado en sus escalas: del Trío de las Azores él es el menos protegido. No veo a un juez de cualquier parte del planeta actuando contra Bush y Blair pero sí contra Aznar. Y tendría suerte porque si un país civilizado lo captura para juzgarlo por genocidio es seguro que no sufriría torturas como las que padecen los presos de las cárceles de Irak. Ahí están las de Abu Ghraib para vergüenza del planeta entero. Este tipo tiene la suerte de los mediocres, ya se libró de un desafortunado atentado contra su persona.
No creo que Carlos Llamas hubiera dicho lo mismo que yo ahora porque lo considero más lúcido en el peor de sus momentos que yo lo pueda ser en el mejor de los míos. Y es que ya en poco más de un día de su muerte no sólo se le echa de menos sino que uno piensa en lo bien que se hubiera encontrado comentando este tipo de cosas. Mientras otros siguen haciendo su basura de radio por ahí.

27 agosto 2014

Aznar, mediocre y mal pagado, ya nadie lo conoce


Que José María Aznar es un tipo gris y mediocre ya lo sabemos y lo pudimos comprobar durante dos legislaturas consecutivas, desde 1997 hasta 2004. Lo nuevo que sabemos ahora es que, encima, este señor está mal pagado. Esto depende de con quién se compare, claro. Si lo hacemos con la señora pensionista que le pregunto cuánto cobraba a su segundón sucesor en el PP, Mariano Rajoy, en el programa de TVE que se debió haber llamado Usted no Sirve para Presidente está claro que no. Por participar en el Consejo de Administración de News Corporation el expresidente le sale al año a Rupert Murdoch la módica cantidad de 133.098 euros. Con esta paga no llega ni a la tercera parte de lo que cobran la media de los consejeros de esta empresa. Supongo que su sueldo vitalicio como expresidente es incompatible con lo que pueda ganar en una empresa privada. Para mantener a zánganos ya está a tope el erario público y mejor que lo haga este magnate pro golpista que impulsó a Bush al poder, pagando favores debidos, para que los contribuyentes de la República de España, como dijo un hermano gobernador de Bush en Florida especializado en aplicar la pena de muerte a ultranza, nos lo ahorremos.
Y es que de José María Aznar no se acuerda nadie. Muchos preguntan quién es ese tipo de bigote y pelo teñido que sale en la Foto de la Azores junto a los malnacidos Tony Blair y George Bush. Yo les respondo y digo que es cómplice, junto con los otros dos, del mayor genocidio que se ha organizado por naciones supuestamente civilizadas en los albores de este siglo XXI sobre el pueblo de Irak.
En Youtube hemos visto estos días un vídeo de alguien que volaba junto a él en Clase Business, en un vuelo trasatlántico, y que tras haberle reconocido encendió temerariamente su móvil para, durante 16 segundos, grabarlo. La secuencia no tiene desperdicio. Aznar repasa unos papeles, que bien podría ser de una de sus soporíferas conferencias en inglés mejicano para Georgetown, con los pies extendidos, Bush se lo permitió en su presencia si bien ya en los aviones no se puede fumar, mientras se frota las manos en un gesto que recuerda mucho a la ambición de los mediocres. Ya dijo una vez que no había derecho a que nadie le prohibiera beber lo que le diera la gana y como buen vinatero se dispone a servirse una copa de vino cuando descubre que le están tomando un vídeo. En lugar de alegrarse porque alguien en este planeta que no es de su familia lo reconoce pone una cara que, como titula el que colgó el vídeo, da miedo. Una cara parecida que tenía que poner en la intimidad no precisamente para hablar catalán sino cuando escuchaba que alguien le criticaba, cuando sentía que la casi totalidad de la opinión pública estaba en su contra por iniciar una guerra miserable, cuando le ganaban al pádel, cuando ETA, tras negociar con él, rompió la tregua o la misma de la noche electoral cuando supo que su partido había perdido el poder tras el atentado de Al Qaeda de Atocha con 191 víctimas el 11M. Este es el Aznar más auténtico y no aquel que escuchamos reír, a modo de serrucho, sus propios chistes sin gracia.

25 agosto 2014

Violencia machista


Vivimos en una sociedad tan repugnantemente atrasada que cada cierto tiempo tenemos que escuchar las declaraciones públicas de un energúmeno, que encima cobra de nuestros impuestos, cosas como que tiene miedo de subirse a un ascensor y que una mujer se quite el sujetador y lo acuse de tratar de violarla. Luego todo el mundo se indigna, sus declaraciones ocupan horas en todas las tertulias incluyendo el jaleo de otros energúmenos que están en su sintonía, se habla de escándalo, el tipo vuelve a los medios de comunicación a matizar las declaraciones aunque todos sabemos que las primeras son las que sintonizan con su pensamiento, se archiva el caso y todos acabamos olvidando lo que este tipo dijo. Después de esto, vuelta a empezar pues conciencias como la del alcalde León de la Riva habitan entre nosotros más de lo que podamos llegar a pensar. La nuestra es una sociedad eminentemente machista que sin duda ha superado mucho atraso de su etapa del franquismo reciente, también vigente, pero que en relación a los países de nuestro entorno muestra síntomas de un retraso alarmante en aspectos de tolerancia e igualdad de género.
Recordemos que a León de la Riva le estaban preguntando por una violación que sufrió una ciudadana de Valladolid, un tema que exige la mayor sensibilidad social posible pero más aún viniendo de un alcalde y servidor público que cobra de los impuestos que pagamos los ciudadanos. Estos mismos días los medios hablaban de una presunta violación de cinco hombres, dos de ellos menores, contra una chica que salía de trabajar de madrugada de una caseta de la Feria de Málaga. Al final la jueza archivaba el caso al no encontrar pruebas del posible delito provocando un desconcierto general y dando excusas a personajes miserables, del talante y de la baja categoría moral del alcalde referido, para señalar cuan viles, para ellos, son las mujeres que, por lo que en sus estrechas mentes habita, están esperando a los hombres a las puertas de un ascensor para hacerlas víctimas suyas.
Yo no voy a entrar a evaluar si esta supuesta violación en grupo fue cierta o no, creo que el tema es demasiado complejo para entrar a opinar sobre algo que yo jamás sabré de primera mano y el caso sigue en manos de la justicia y tiene sus vericuetos que personas más doctas y con más conocimiento de la materia que yo podrán entrar a juzgar. Aquí simplemente hay que añadir dos cosas. Que una mujer cuando denuncia normalmente no lo hace por gusto y si fuera así, las denuncias falsas de violencia machista son totalmente despreciables y no hay que juzgarlas a todas porque alguna mujer haya denunciado en falso en un país donde la mentira y la falta de honestidad y la falsedad, empezando por el presidente Rajoy, son el denominador común de nuestra sociedad. Sobre todo en estos casos que en los que centenares de mujeres mueren al año en manos de completos miserables que las asesinan porque piensan que, como si de un objeto u animal se tratara, pueden disponer de sus vidas a su antojo. Que tampoco me creo la imagen de los pobres chicos inocentes que han sido puestos en la picota por una mujer que salía sola y borracha de un antro como si estuviera buscando víctimas para inmolar. Yo no creo ni lo que dicen unos ni lo que dicen otros pero ante la duda yo siempre, es un defecto que tengo en mi vida, me pongo siempre de los más débiles que, en este caso y hasta que no se demuestre lo contrario, es la mujer sin lugar a dudas. Eso sí, tengo en cuenta como no puede ser de otro modo, la carga que se pueden llevar estos hombres en el caso que sean realmente inocentes y que, en muchos de los casos, es imposible de limpiar aunque pasen muchos años y en Google esté reconocido el derecho al olvido.
En todo caso, si hubiera que hacer una crítica de este asunto sin duda hay que hacerla a los medios de comunicación. El compromiso supuestamente ético de éstos medios que son más bien de de manipulación y persuasión ha quedado en la nada tras la crisis en la que hemos estado instalados durante un lustro y están dejando ver su auténtica cara a la sociedad. En el mejor de los casos los medios se ha convertido en un remedo de lo que sucede en las redes sociales, pero en su faceta más sucia y chismosa, y han encontrado una fuente de producir noticias baratas y que llega fácil a la gente pues el chisme siempre ha sido una buena manera de sacar beneficio lo que no tiene ningún tipo de oficio. Todos los medios corrieron a publicar la noticia y a darla en sus ediciones probablemente sin haberla contrastado de manera eficaz y veraz porque en una sociedad que tiene muchos tabús sexuales y donde el morbo lo puede todo cinco tipos violando a una mujer dan mucho juego a la hora de redactar titulares.

El machismo de carácter sociológico de nuestra sociedad es una de sus tareas pendientes y como sociedad cada uno, en nuestros particulares día a día, debemos contribuir con nuestras acciones para que éste se vaya eliminando de nuestras vidas. Si los partidos de la casta gobernante, la que intermedia con los que ostentan el verdadero poder económico y viven de sus favores, fuera más decente hace tiempo que hubieran eliminado a seres repugnantes como el ginecólogo de profesión, y alcalde elegido por mayoría, León de la Riva condenando sus opiniones al ostracismo que es donde deberían de estar este tipo de gentuza que, por soberbia y complejo de inferioridad de la nuevas sociedad que se está configurando, han acabado adoptando estas posturas medievales. 

22 agosto 2014

Cuánto valen los muertos (y los vivos)


Un iluminado como Goerge W. Bush, hijo de, pasará a la historia por muchas cosas pero sobre todo por ser emisario de la muerte. Y no estoy hablando de la enésima metedura de pata de este incompetente pues este jueves durante un discurso la volvió a liar e intentando hacer una especie de metáfora acabó diciendo algo así como que por culpa de Saddam Husein murió Nelsón Mandela. El Premio Nóbel de la Paz Nelson Mandela sigue vivo, ¡que esté así por mucho tiempo!, pero al que vimos colgar y morir como un soberbio en Youtube fue a Saddam en diciembre pasado. Hoy las autoridades que administran el cementerio militar de Kansas han dado la voz de alarma porque a causa de la guerra de Irak esta instalación se ha quedado sin sitio. En vista a que el reguero de soldados americanos muertos en aquel país no va a parar tan fácilmente y de que no es posible tener nuevas instalaciones abiertas en breve las autoridades ha pedido a los familiares que compartan el espacio de los nichos existentes mezclando muertos de distintas batallas. La primera imagen que se me viene a la cabeza es la de un nicho con un muerto de la Segunda Guerra Mundial, otro de la de Vietnam y uno más reciente de Irak. Es bastante posible que después de la muerte no haya nada más que el silencio pero si éstos soldados muertos pudieran hablar entre sí creo que coincidirían en que morir por una guerra es algo bastante estúpido que sólo lo sienten los que lo padecen en sus carnes (y huesos). Sobre todo algo que ocurre a diario en Irak donde probablemente centenares de miles de personas, casi todas civiles, han muerto desde el inicio de la guerra hace ya más de 4 años. Los atentados son ya con camiones bomba y debe ser estremecedor pensar en el dolor que a diario sienten los ciudadanos de este país que por culpa del petróleo y de la visión miope de unos mandatarios van a sufrir durante décadas, hasta después de que muchos de los que estamos aquí hayamos muerto. Uno sólo se lo puede imaginar porque los medios de comunicación no nos cuentan ese día a día ya que el dolor de los iraquíes no vende bien en occidente.
Hoy la juguetera Mattel, siguiendo este rastro en torno a la muerte, ha pedido disculpas a China por los trastornos causados por la retirada de 20 millones de juguetes de sus marcas fabricados en este Gigante Asiático que contenían altos niveles de plomo en sus pinturas y hasta imanes peligrosos. El lenguaje perverso es sin duda el arma de destrucción masiva más peligroso que haya tenido la Humanidad nunca y la empresa ha dicho que la retirada de los juguetes se ha hecho por un defecto de concepto en Mattel y no por un problema en los fabricantes Chinos. Este defecto de concepto resume el hecho de que las grandes empresa en occidente se han olvidado de la producción del producto para concertarse en el marketing de éste y que por eso exigen a sus proveedores que las fechas de entrega de la producción sean muy cortas por lo que los dueños de la fábricas en China emplean a personas que trabajan en condiciones de miseria, explotadas por menos de un euro diario y en jornadas de hasta 12 o más horas. A estos trabajadores les debe importar un bledo que las pinturas que usan sean tóxicas porque estos juguetes son para niños en occidente ya que la mayoría de ellos seguro que no pueden comprarle lo que fabrican a sus hijos. A los nuestros hay que protegerlos, por eso se retiran en occidente 20 millones de unidades, mientras los niños de los países en vías de desarrollo cosen balones para Nike con los que después nuestros sanos niños jugarán tras haber pagado hasta 60 veces lo que cobran al día los operarios infantiles. Los vivos, y los muertos, no valen lo mismo en todas las partes del mundo sino que depende de para qué vivan y por qué mueran. Y Bush, que no sólo se atraganta con las palabras sino cuando come galletas.