14 abril 2014

Temporada de procesiones


Empieza la semana de las procesiones, una manifestación de carácter religioso que ocupa espacios públicos, sin que se pidan permisos para hacerlo a las subdelegaciones de gobierno, por la organización de carácter privado que más se ha aprovechado de los impuestos de todos, los de los creyentes pero sobre todo de los que no creemos, y que más insolidaria es con la sociedad que la mantiene pues ni siquiera pagan el IBI de sus inmuebles y utilizan los servicios sociales que capitalizan como forma de adoctrinamiento y entrada de dinero. Sin embargo, estos no son los únicos que estos días va a hacer sus procesiones. Este que sigue es un repaso nada exhaustivo y que tiene que ver más con lo que la realidad que veo y que me inspira.
Ya empezó para el PP y el corrupto especialista en cobrar en negro y en sobre marrón, Mariano Rajoy, la campaña a las europeas del 25 de mayo poniendo a dedo a su ministro más valorado, el del manchurrón de grasa en la camisa, Arias Cañete como candidato a las europeas por este partido. Un tipo de 63 años que ya fue ministro con Aznar y que viene a cubrir, sin duda, la demanda de renovación de los cargos públicos que este país necesita. Lo mismo han hecho otros grandes partidos: renuevan con los de siempre como Elena Valenciano con el PSOE y Willy Meyer para IU que si es reelegido, como seguramente va a pasar, estaría 15 años viviendo de todos los europeos sin que haya producido nada nuevo bajo el sol en los 10 años que lleva. Y es que los cargos de las instituciones europeas son los mejor pagados del planeta Tierra y son una especie de jubilación, o hasta una suerte de destierro donde se mandan los que pueden hacer sombra como hizo el miserable de Zapatero con López Aguilar, donde todo son buenos propósitos que se acaban frustrando por el tren de vida que sus señorías acaban teniendo. Curioso que sea Eurpoa, Alemania en realidad que controla las instituciones del continente, que esté haciendo la política de países como España y que nada se mueva en torno a ésta.
En Canarias tenemos elecciones en poco más de un año y dentro de CC todo son puñaladas para echar a Rivero de la presidencia, que se lo pregunten a un oportunista como Marcial Morales, y este pobre incompetente huye hacia adelante intentando convocar un referéndum sobre las prospecciones petrolíferas, que jamás se va a celebrar porque para empezar CC es el partido más antidemocrático del planeta, mirando más por su bienestar que por las costas de Fuerteventura y Lanzarote. Para muestra toda una botonera: jamás han existido gobiernos más destructivos en el archipiélago para el medio ambiente y la sociedad que los suyos o el del difunto Adán Martín, con el destrozo en las costas de Granadilla con infinidad de cómplices políticos por delante, y ahora estos sin vergüenzas pretenden darnos lecciones de ecologismo a la mayoría de los ciudadanos. Sorprende la inaudita falta de desmarque de organizaciones ecologistas como Ben Magec, que algún día estuvo a la vanguardia social y política de Canarias, sobre esta estrategia que más bien parece dictada por partidos como Nueva Canarias o Sí Se Puede.
De procesiones laguneras también está el mayor caza echaderos públicos de toda Canarias, con el permiso de Lorenzo Olarte y José Carlos Mauricio, como es Santiago Pérez. Expulsado del PSOE y representante de un partido fantasma como es XTF diseñado para apoltronar a gente de la casta de Ignacio Viciana, José Manuel Corrales, Candelaria Marrero o este mismo señor, una agrupación política que recordemos fue financiada por el la burguesía de Gran Canaria a través de Nueva Canarias y en el que participó la peor Izquierda Unidad de la historia de nuestro archipiélago, ahora se postula como candidato de NC al Cabildo de Tenerife para un puestitio que siempre le ha apetecido ocupar y que ya probó conquistar con el PSOE y con el mismo XTF. De momento cabe pensar qué estrategia se debe estar cocinando desde esos partidos que se autodenominan izquierda alternativa, Sí Se Puede, IUC, los distintos sucedáneos ecologistas y ahora esa derecha avariciosa que es Nueva Canarias que está conquistando militantes a base de talonario, para volver a engañarnos pidiéndonos el voto sobre todo en las zonas metropolitanas de las principales islas de Canarias.

De procesiones nos quedamos la mayoría de la ciudadanía que lo de viajar, como antaño cuando atábamos los perros con longaniza, ya la gente no está para esas cosas. Una ciudadanía que, lamentablemente, no ha aprendido nada de esta crisis, una recesión provocada en toda regla, y que está deseosa de volver a la situación que se daba antes de 2008 y que, como no puede ser de otra forma, jamás se va a volver a ver. Vivimos en un país gobernado por mediocres meritocráticos que se estructura en forma de castas de poder y que nos han metido en un agujero sin fondo que va a condicionar nuestras vidas durante muchas décadas con una palabra sobre todas: empobrecimiento. Unos políticos de mierda que no son capaces siquiera de ilusionar a la gente, que no tienen una visión general de lo que la gente y el país necesita y que se han sometido al dictado duro de la banca alemana que es la que ha necesitado provocar esta crisis para sanearse. Una sociedad que no va a tener remedio hasta que se cambie la forma de verse a si misma, la forma en la que nos gobernamos y la totalidad de personajes que ejercen cargos públicos.

10 abril 2014

La última chorizada de Movistar: el aviso de llamadas perdidas


Movistar, la teleco que antes conocíamos como la Telefónica de toda la vida, es una empresa de chorizos filantrópicos: siempre les ha gustado robar a sus resignados clientes para dárselos a empleados de lujo como los imputados Iñaki Urdangarín o Rodrigo Rato. Ahora que con la crisis han perdido millones de clientes, en buena hora, que han migrado hacia los operadores virtuales con mejor atención al cliente, no les ha quedado más remedio que desarrollar productos revolucionarios como Movistar Fusión para seguir conservando clientes. A pesar de que con esto se ha logrado una rebaja considerable de los precios que pagamos los ciudadanos por las telecomunicaciones España sigue siendo uno de los países más caros de Europa y con la factura más elevada en esta materia. Eso sí, para seguir con el nivel de entrada de dinero constante que este gigante necesita tienen que inventar nuevos productos chorizo como el que les voy a contar para seguir robándonos, miseria a miseria, por un valor de 15 céntimos.
De toda la vida ha existido recibir un SMS como alternativa al buzón de voz, si lo tienes desactivado, y que te informa del número desde el que te han llamado. El nuevo servicio, o por lo menos yo no lo conocía en toda su plenitud, es el que funciona entre llamadas de Movistar a Movistar en el que puedes dictar un SMS que recibirá la persona que has llamado si ésta no te coge el teléfono, lo tiene apagado o está fuera de cobertura. Lo fuerte, y lo que me ha tenido un poco fuera de quicio, es que el que paga este SMS no es la persona que lo recibe, la que tiene activado el servicio normalmente en contra de su voluntad, sino el que lo emite. Es como si mi vecino usa una luz que tengo en mi casa siempre encendida para entrar en su casa y el coste del recibo eléctrico lo paga él. O si tienes una gotera en tu casa que viene de mis cañerías y tu me pagas la factura del agua. En Movistar te dicen que oyes primero una alocución muy rápida y si cuelgas antes del beep no te cobran el SMS pero si lo haces después sí. En la alocución, por supuesto, no te informan del precio (15 céntimos más IVA donde lo haya) ni de que te van a cobrar un servicio que ni te va ni te viene. Es muy importante tener en cuenta una cosa: que el servicio se puede activar conscientemente pero que para los nuevos clientes de Movistar, que vienen migrados de otros operadores, se les activa por la cara por lo que hay que estar al loro y colgar antes que suene el maldito beep. Para desactivar este sistema de latrocinio hay que marcar 22217 para volver al servicio de aviso de llamadas perdidas básico por SMS. Movistar parte de la siguiente premisa: si te equivocas te jodes que por una miseria de 15 céntimos no te vas a hacer más pobre de lo que eres pero seguro que ellos calculan entradas de decenas de miles de euros por estas miserias que no denunciamos por periodo de facturación.


No sé hasta qué punto esto es legal, seguro que no, pero vivimos en España, el país de los chorizos, de las leyes que no se aplican y en el que es más fácil cometer el delito y luego pagar las multas que dan pena y que siempre favorecen a las grandes empresas. A mi me pasó con una llamada perdida y al llamar al 1004 me dieron una explicación peregrina (esa empresa que se llama Emergia Canarias que atiende este servicio en las islas): que era una obligación impuesta por la CMT con lo cual me quedé pescando. En Twitter, sin embargo, me facilitaron el siguiente enlace que explica la chorizada completa y por meterme con ellos como lo hice me perdonaron los 15 céntimos. Lo fuerte, y lo que indigna, es que la misma Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones o las supuestas organizaciones de consumidores subvencionadas con nuestros impuestos como Facua no hayan metido directamente mano al asunto para sancionar y/o denunciar esta práctica ilegal, irresponsable y completamente miserable. Aquí importa todo un bledo: los políticos que estuvieron en activo haciendo favores a estas empresas pasan por las puertas giratorias y acaban enchufados en puestos de dirección en éstas sin que nunca lleguemos a saber cuál es la auténtica naturaleza de su trabajo.

07 abril 2014

La Verdellada, sus valores etnográficos y el desprecio municipal

Entre la pequeña palmera de la izquierda y la casa azul de la derecha se vislumbra un antiguo molino de agua probablemente emplazado en 1510 pudriéndose ente la maleza y los escombros.

Sin duda uno de los barrios más interesantes de La Laguna, también más despreciados por su élite, es el barrio de La Verdellada sobre todo la parte vieja que se constituye en la margen izquierda del barranco de La Carnicería en el sentido de bajada hacia Santa Cruz. Este barranco, de un valor etnográfico e histórico increíble, significó sin lugar a dudas una de las principales vías del florecimiento de la ciudad en los siglos XVI y XVII por existir un torrente de agua más o menos constante, una fábrica de cal que podría ser la primera industria de la isla y varios molinos de agua cuya concesión data de 1510 y que significaron una gran audacia del ingenio humano para aprovechar las aguas y moler granos con los que alimentar a la población. Del siglo XXI, sin embargo, data el sueldito que Ana Oramas le puso a Jonathan Domínguez que a principios de esta era lideraba una Asociación de Vecinos combativa hacia el ayuntamiento que ha acabado en la exclusiva órbita y sumisión a CC. Gracias a ello este barrio se ha llevado muchísima inversión del consistorio lagunero pero, como siempre en estos casos que cuando gana uno reparte con todos, de manera especulativa, no real y atendiendo determinadas demandas privadas antes que a valores públicos.
Esto es una opinión personal pero pudiera ser que el hecho de que esta ciudad haya vivido tantos años de espaldas a su barranco es por un cierto desprecio de carácter sociológico: durante mucho tiempo los barrancos canarios eran lugares donde acababan los más marginados de la sociedad y si nos damos cuenta en este de La Verdellada, el barranco de Araguy según un vocablo prehispánico, las viviendas de autoconstrucción se extienden por su cauce algunas integrándose hasta bien con el paisaje pues después de tantos años han acabado regularizadas cuando en principio fue un fenómeno de chabolismo. De pequeños nuestros abuelos nos decían bromeando que nos habían encontrado en el barranco y todavía es algo hasta tristemente lógico entre nuestra población el ir al barranco a librarse de enseres a pesar de que los ayuntamientos estas últimas décadas han hecho un importante esfuerzo para la recogida de todo tipo de trastos en nuestras ciudades. En este sentido los canarios siempre hemos sido los mayores enemigos de nuestra tierra.
El lagunero medio que representa a la élite que siempre ha estado cercana a los que ejercen el poder y que vive en el Casco Histórico y alrededores es un ser engreído, lengüín, con propensión a ser chusma y muy mala gente que sin duda ha contribuido a la mala percepción del barranco y de este barrio que a finales de los sesenta tuvo una expansión hacia Barrio Nuevo con viviendas sociales a las que Jonathan Dominguez ha contribuido ahora a revalorizar poniéndoles con dinero de todos ascensores e invadiendo espacios públicos para ello. El caso es que La Laguna ha vivido de espaldas al Barranco de Aranguy que tiene unos valores ambientales, etnográficos, arqueológicos y sociales como pocos lugares en la ciudad de La Laguna tienen y podrán tener nunca. Pese a todo ello este enclave ha conseguido preservar algunos de sus valores cosa que no está de más ahora empezar a reivindicar de una vez por todas.
Desde hace tiempo se viene proyectando en La Laguna la recuperación ambiental del barranco a su paso por La Verdellada y fruto de esto fue la rehabilitación del molino de agua que está frente a los bloques de viviendas que ha consistido en desenterrar la base de dicha infraestructura, limpiar la zona, iluminar el molino y hacer unos pequeños miradores a éste desde las dos márgenes del barranco. El proyecto parece que es más ambicioso pero choca de lleno con la mala gana del equipo de gobierno formado por CC y los vendidos del PSOE que cuando habían campaña en la zona, suplicando los miserables votos de los vecinos, prometieron cosas que seguro que jamás se van a cumplir y que la zona, insisto que posee uno de los valores etnográficos más altos de todo el municipio, va a seguir completamente olvidada y marginada porque los que nos gobiernan son unos cortoplacistas irremediables, no ven las cosas más allá del horizonte de los cuatro años, y unos miserables desde el punto de vista político. En este sentido, el actual equipo de gobierno es heredero de la mala gobernanza que ha existido siempre en el municipio y que ha consistido en mantener unos barrios depauperados mientras toda la política del gobierno se centraba en mantener la fachada del centro histórico impidiendo la expansión de éstos pues desde el punto de vista municipal han sido tratados en clave de zonas dormitorio.
Detalle del molino de agua olvidado a su suerte en una ciudad que presumen de ser Patrimonio de la Humanidad y la capital cultural del archipiélago.

En el barrio de El Timple, a decenas de metros del Parque Temático Patrimonio de la Humanidad que CC ha montado en la última década y cuyo éxito hay que reconocer pues al principio nadie daba un duro por este lugar, hay uno de los molinos de agua cuyo enclave sería prácticamente el mismo desde casi la fundación de la ciudad, que se pudre entre la maleza y que ha sido afectado por una vivienda de autocostrucción. La empresa que gestiona el Casco Histórico, Arquitectura, Urbanismo y Cooperación, que es la que se está llevando el gran pelotazo de la gestión de este espacio público, en muchos sentidos hasta privatizándolo, sólo le interesa lo que huela a patrimonio desde el punto de vista de la fachada de los edificios emblemáticos que son los que dan una imagen más fácilmente comercializable mientras desprecia todo aquello que tiene que ver con lo etnográfico y la antropología social. Este tipo de patrimonio es menos comercial y necesita de una explicación y estudio más elaborado y profundo para que llegue al gran público y esto significa gastar más recursos que no van a dar beneficios a la empresa privada que gestiona el patrimonio de todos los laguneros de una manera degradada, infantil e ideologizada.

Sin duda otra laguna es posible pero no con estas instituciones emponzoñadas por décadas de corrupción estructural que han alimentado a una casta de políticos segundones, mediocres e incapaces de una visión más global que busque el provecho general y no el particular y por el que nos han sometido a la mayoría de los ciudadanos a una absoluta falta de horizonte y sin perspectiva alguna en una sociedad que debería estar orientada al cambio permanente que es el estilo de vida que se avecina.

31 marzo 2014

Debate de la nacionalidad canaria


Aplazado al miércoles 26 de marzo por la muerte del expresidente Suárez una vez más tuvo lugar la gran farsa de la vida parlamentaria canaria: el Debate sobre el Estado de la Nacionalidad Canaria. Un trámite para que sus señorías aumenten sus nóminas del mes con más dietas, para que algunos periodistas apesebrados boten de gratitud junto a éstos cubriendo el acto en el primer Parlamento ocupado del mundo y para que los ineptos del pacto de gobierno, PSOE y PP, sigan estimulándose los genitales a menos de 15 meses de las elecciones autonómicas de 2015 antes de una ruptura que se planteará a última hora como siempre ha sucedido. Mientras, la miseria se apodera de las Islas Canarias con unas tasas de paro insoportables, con una pobreza indecente, con una economía sumergida de vértigo y cuando cierta casta política se plantea blanquear el dinero robado de los impuestos a todos los canarios en las empresas por la RIC en África para contribuir aún más a la economía especulativa.
A los ciudadanos ni les importa ni mucho menos conocen el debate que se produce, ya digo que éste se hace de espaldas a la sociedad porque es una especie de rito pagano de paso del invierno a la primavera que traerá consigo las vacaciones parlamentarias de verano, a obra y gracia de una casta dirigente que sólo vive para mantener sus privilegios ayudando a la burguesía canaria que es la más improductiva del planeta pues su fortuna proviene de la sinecura que estos les aportan. La gente, como no iba a ser de otra manera, ha estado más pendiente de los 18 minutos que nos sumieron a los canarios, una vez más, en una gran vergüenza mundial tras la falsa alarma del avión supuestamente caído en el mar en Telde. Y no es que los servicios de urgencia no se puedan equivocar, todo lo contrario, sino que lo que es terrible es que un completo incompetente tuviera el permiso de tuitear el fallido accidente creando una alarma innecesaria cuando esta alerta no hubiera aportado nada al rescate que se estaba poniendo en marcha para el caso que el accidente hubiera sido cierto. Como siempre las responsabilidades se diluyen en un limbo de acusaciones mutuas entre gobierno central y autonómico apaciguadas por el alivio que sentimos de que la catástrofe, afortunadamente, no fuera tal sino una falsa alarma.
Sin haber estado mucho al tanto de la escenificación del debate que no me interesa para nada, bien estaría un día ver a Rivero conduciendo y aparcando en Santa Cruz una mañana cualquiera para que tuviera un mínimo de idea de lo que sucede en la sociedad y no las pajadas que estaba contando, la intriga estaba, más allá del falso debate del petróleo, en ver cuántos puestos de trabajo prometía Rivero esta vez. Sumando las anteriores veces de su mandato, durante la mayor destrucción de empleo en el archipiélago que haya existido nunca, llegarían a millones la suma de los puestos prometidos en estos años que no se llegaron a crear sino todo lo contrario. Esta vez Rivero era más modesto y sólo habló de planes de formación para jóvenes y poco más consciente sin duda que su gobierno es un gobierno de perdedores que no tienen ninguna capacidad de acción y que si algún día saldremos de esta crisis será por factores externos antes que por la dinámica propia de los que cobran de nuestros impuestos para gobernarnos. El resto del discurso estuvo basado en la propaganda de estos meses que no es otra que el tema de las prospecciones petrolíferas frente a las cosas de Fuerteventura y Lanzarote y que ahora este impresentable está utilizando de manera torticera para hacerse la campaña dentro de su partido a favor de su candidatura a las elecciones de 2015 frente a las pretensiones de Marcial Morales de arrebatarle dicha candidatura. Lo que es completamente incompresible es por qué la que se define como izquierda alternativa canaria o el ecologismo de Ben Magec que un día estuvo a la vanguardia política de las islas no son capaces de salir a denunciar la campaña sucia, partidista, falsa y tramposa de la Coalición Canaria de Paulino Rivero con el tema de las prospecciones.
Es curioso que unos de los parlamentos del mundo que se elige con el sistema electoral más injusto del mundo y que es capaz de ignorar el voto de decenas de miles de ciudadanos sea capaz luego de celebrar estos aquelarres para la gloria y el bolsillo de sus señorías. Es curioso como el PSOE más miserable del estado español, el de Canarias, ya no hace campaña para cambiar este sistema que le perjudica no sólo porque ya sentó a sus profesionales vividores de la política en un echadero institucional sino porque el papel de secundario en la política del archipiélago le es muy cómodo y viendo el enfrentamiento entre Rivero y Soria pronostican de una manera u otra larga vida al pacto mientras que con ello se preserve el empleo conseguido por éstos porque ello saben que el trabajo está muy mal ya que ellos tienen las competencias del empleo en el archipiélago y, por tanto, son culpables de las fatales cifras.

Otra Canarias es posible, sin duda, pero sin la rémora de la casta política que ha saqueado el archipiélago y liderada por los ciudadanos. El problema surge cuando nos preguntamos si tenemos una ciudadanía a la altura de las circunstancias y la respuesta rotunda sería no. Más que debates estériles que no sirven para nada lo que se necesita es que la ciudadanía se eduque en la política para que ella misma sea capaz de coger las riendas de por dónde quiere ir porque lo que tenemos ahora es una falsa democracia o si se quiere una suerte de dictadura guiada por el paternalismo. El problema es el de siempre, ¿cómo se le pone el cascabel al gato y se educa a los individuos como seres responsables de sus decisiones y capaces de ejercer la política activa?

24 marzo 2014

Ultraliberales a expensas de lo público


Aprovechando que Adolfo Suárez ha fallecido, y que los miserables que lo criticaban injustamente ahora se les quiebra la boca en falsos halagos, es bueno recordar la Transición que de una terrible dictadura hacia una democracia él lideró en 1976 pero que se vio interrumpida por la casta parásita dirigente que se generó tras el Golpe de Estado de 1981 y su salida del gobierno de España. Yo dudo que Suárez fuera un tipo mejor que los demás en muchos aspectos pero se las arregló para sacar a un país que llevaba siglos conociendo la violencia en los cambios de regímenes y gobiernos probablemente de la mejor manera que se podía hacer en aquella época: con un Rey nombrado por un fascista como Franco y una estructura franquista enquistada en la policía, el poder judicial y los cuarteles. Sin duda, todas las críticas que haya que hacerle al proceso de la Transición habrá que hacérselas a la casta política que ha detentado el poder desde el régimen que inauguró la Constitución de 1978 y que ha consolidado un sistema bipartidista antidemocrático que lejos de profundizar en la democracia real se profundizó en llevarse los privilegios que ostentaban las caramillas de poder privilegiadas por el franquismo. Mi crítica especial es al PCE por erigirse a menudo en la parte radical de la izquierda en este país pero que sólo supo expulsar a Santiago Carrillo de este partido aceptando de buena manera el régimen que se instauró a continuación y recibiendo a cambio miserables cuotas de poder y donde se han conferido como un partido eminentemente burocrático.
En 36 años que llevamos de régimen han habido políticos de toda especie pero hay una que destaca sobremanera de todos los demás. Puede reconocerse por el siguiente signo: son de clase acomodada alta, han tenido la suficiente posición económica para formarse mejor que lo que lo hacían los otros gracias a que sus familias tenía buenas relaciones con el anterior régimen y han acabado siendo funcionarios de carrera de alta dirección con puestos que no han casi ejercido porque su carrera laboral, a parte de en la administración, ha estado en la política, sobre todo como altos cargos del PP. Esperanza Aguirre, Mariano Rajoy, José María Aznar, José Manuel Soria o Alberto Ruiz Gallardón son ejemplos de este tipo de político que han hecho toda su carrera laboral en el sector público o que, como en el caso del miserable de Mariano Rajoy, han cobrado centenares de miles de euros en negro provenientes de sobornos de tramas de corrupción y pagos ilegales de empresarios cercanos al partido. Su discurso favorito es contra lo público, aunque hayan vivido de ello durante toda su vida, alabando lo que llaman iniciativa privada y que tiene una forma muy sui generis. Para ellos la iniciativa privada no es algo que se base en la innovación tecnológica, y que en Sillicon Valley o Montain View han hecho grandes fortunas revolucionando la vida de miles de millones de personas, sino que pasa por la cultura del pelotazo. Para ellos la economía de libre mercado no se basa en pensar en qué nuevo producto pueden ofrecer a la gente sino en qué servicio público pueden privatizar para entregarlos a sus amigos convenientemente saneado por el dinero de todos los contribuyentes. A finales del siglo XX se privatizaron, que no liberalizaron, sectores públicos como la banca, la generación de la energía, los transportes, las telecomunicaciones y el sector industrial con la excusa de que estos servicios estarían mejor en manos privadas, en el discurso de recurría a lo mal gestor que se es desde lo público por gente que cobraba de la administración, las mismas manos que acabaron colocando a los políticos en los consejos de dirección de esas empresas en puestos decorativos creados ad hoc mientras estas empresa siguen ejerciendo el monopolio saqueando el bolsillo y derritiendo la paciencia de los ciudadanos.
Ahora la misma casta en este siglo XXI está preparada para continuar el saqueo de las arcas públicas, con la misma falacia pues afirmar que la gestión pública de bienes y servicios es nefasta es algo que les debería de avergonzar pues no se les conoce actividad alguna en el sector privado y que deberían de responder judicialmente aquellos que han cobrado como gestores, para meterle mano a lo que le queda del estado y que es la sanidad, la educación, las pensiones, los servicios sociales y las prestaciones de la Seguridad Social. Como siempre, y a medida que este acto de saqueo se vaya perpetrando, los diferentes autores de esta privatización que no es otra cosa que poner las cosas públicas en manos de su amigos vaya haciendo el trabajo sucio con gratificación, estas grandes empresas acabarán poniendo en puestos decorativos a estos políticos que tan gran favor les han hecho. Una reflexión a todo esto y como corolario es que si tan defensores son éstos de la iniciativa privada por qué no fundan ellos sus empresas para competir en el libre mercado o mejor aún por qué no buscan empleo en el sector privado como gestores. La respuesta es simple pero cruel como la misma realidad a la que alude: estos políticos son tan ineptos que son incapaces de tener una visión comercial más allá de la que les dan sus cómodos cargos en la administración y ningún empresario en su sano juicio les daría un empleo a tipos que son capaces de hundir y llevar a la banca rota a gobiernos municipales, comunidades autónomas, cabildos o a países enteros como han hecho Zapatero y Rajoy.

Como ejemplo de todo esto en Canarias tenemos a un completo bocazas como José Carlos Francisco Díaz, Presidente de la CEOE de Tenerife, que a poco que uno se descuide lo veremos largando pestes de la administración pública a pesar que él fue Consejero de Economía y Hacienda en el gobierno y peor no lo pudo hacer cuando, de la mano de un pésimo gestor como Adán Martín, contribuyó a forjar la burbuja en la que vivimos muchos años y que a día de hoy nos tiene hundidos en la misera, algo que continuará pasando durante mucho tiempo. Podrá presumir de ser un empresario hecho a si mismo pero sus negocios, el call center que atiende las llamadas de información del Gobierno de Canarias o su consultora Gestión 5, jamás se entenderían sin el trasvase de dinero fresco y constante que recibe del sector público y cuyas contratas ha conseguido gracias a tener buenos contactos e información más que privilegiada a la que la mayoría de los empresarios a los que representa, por ejemplo, jamás lograrán acceder.

17 marzo 2014

El nuevo caciquismo de Fernando Clavijo


Las cosas que se ven en La Laguna se encuentra en otras partes del mundo pero jamás con los mismos componentes de mediocridad que imprime la clase dirigente del Casco Antiguo, junto con sus líderes políticos, que muestran un notable complejo de superioridad con respecto al resto de canarios. Cuando un lagunero del centro habla de otros lugares del archipiélago que le han comido terreno a su ciudad siempre acaba diciendo como consuelo aquello de que La Laguna es la capital cultural del archipiélago aunque la realidad sea terca: sus distintos gobiernos, anteriores y posteriores a la Transición, han conducido a esa ciudad a la miseria moral en la que se encuentra en la actualidad. Sus dos últimos alcaldes, la hija de caciques Ana Oramas y su designado a dedo Fernando Clavijo, han dado la estocada final a una ciudad que se ha convertido en un parque temático dedicado al patrimonio urbano falsificado, cosifiados y hasta plastificado.
En este sentido el heredero del cortijo de ATI, el alcalde Clavijo, ha resultado ser más eficiente que sus antecesores empezando por el viejo Sabandeño que entró a saco a encarrilar las arcas públicas hacia su partido y ahora se pasea por el casco pidiendo siempre un descuentito a los comerciantes. A poco más de un año de las elecciones, atrás quedaron las vacas gordas con las que Oramas se hacía campaña pública invitando a las señoras a hacer cruceros pagados con nuestros impuestos, el alcalde ha encontrado la manera de gastar 17 mil euros y hacerse campaña personal, todo ello también con el dinero del contribuyente. Mientras el teniente alcalde Javier Abreu, que gobierna en La Laguna porque se retiró de la lista Gustavo Matos que encontró un buen echadero en el Gobierno de Canarias porque tras el estrepitoso fracaso del PSOE en las elecciones de 2011 ni siquiera salió concejal electo, suele mandar sus cartitas sobre la eficiencia del alumbrado en el municipio y sale a opinar en los medios de cosas que no tiene ni puta idea, Clavijo se lo ha montado a lo grande pues, como alcalde que es, cree que nos debe una explicación. En la campaña La Laguna, mejor entre todos Clavijo ha repartido 50 mil papeletas por todo el municipio con 3 preguntas completamente insustanciales que más parecen un trabajo de primaria para escapar de la primera evaluación que un trabajo serio para cuantificar las necesidades del municipio, cosa que por otra parte debería estar haciéndose hace años, de manera seria y responsable. Detrás, sin duda, de esta campaña de propaganda debe estar la concejala condenada por conducción temeraria yendo borracha en dirección contraria, Blanca Pérez, que sabe mejor que nadie cómo hacer populismo en los barrios y repartir favores a sus amigos y demás proveedores. A CC jamás le ha importado lo más mínimo lo que la gente pueda aportar más que su voto cada cuatro años por lo que este tipo de campañas, o el falso referéndum de las prospecciones de Rivero, vienen a profundizar aún más la falta de democracia en nuestra sociedad que tira millones de euros en un puerto inservible como el de Granadilla.
A poco más de un año de las elecciones a Clavijo le conviene quitarse la rémora del PSOE de La Laguna, sin duda la federación de este partido en Canarias donde los perdedores que se han cargado el partido están más bien colocados que nadie, y gobernar sin Abreu lo que queda de legislatura para poder hacer la campaña oficial más o menos al estilo de CC: alimentando estómagos en los barrios y seduciendo a las asociaciones de vecinos secularmente controladas por ATI. Estos días ha intentado ponerle un sueldo a la tránsfuga Candelaria Marrero que salió electa en aquel clúster de fracasados llamado XTF y que se aferra a su cargo de concejala a pesar que nadie ni en su partido ni en Equo donde tiene pendiente un expediente de expulsión la quieren ver por indecente y caradura. El resultado sería un golpe maestro de Clavijo: con el voto de esta tránsfuga tendría mayoría absoluta en el ayuntamiento y podría gobernar cómodamente los meses que quedan hasta las elecciones de 2015 porque ya sabemos que en esto es en lo que se piensa ahora en la política en Canarias. En 2011 no me cansé de echar pestes de este partido de expulsados del PSOE como es XTF y el vergonzoso caso de la tránsfuga Candelaria Marrero es un caso más de la baja catadura moral que existe en Canarias en todos los partidos políticos que aspiran a tener representación oficial en las islas aprovechándose de la mala memoria que la ciudadanía tiene de lo que políticamente pasa en el archipiélago. La nausea total llegará cuando esta tránsfuga, comercial de la voluntad ciudadana, acabe consumando la venta de su voto a CC y acabe diciendo aquello de que lo hizo porque era lo mejor para los ciudadanos cuando ya sabemos que la política de los partidos reniega siempre de los ciudadanos. De momento, cuando le gente se muere tirada en las calles de La Laguna esta señora ha tenido la ocurrencia de llevar a pleno una propuesta para llevar a los más necesitados cursos de cocina (sic).

En el fondo Clavijo no es más que un buen discípulo de las prácticas que CC han llevado a cabo en las islas durante décadas y lo primero que hizo al comenzar su mandato fue ponerle un sueldo a la oposición como bien supo hacer Ana Oramas. A 15 meses de las elecciones en Sí Se Puede y lo que queda de XTF, el pendonero Juan Miguel Mena y el ambicioso Ignacio Viciana, empiezan a desperezarse para empezar a hacer campaña después de no haber hecho absolutamente nada en el municipio durante estos 33 meses más que guardar su ropa a pesar de habernos vendido que iban a ser aire fresco en las instituciones y han acabado siendo más de lo mismo aunque algunos gilipollas, como yo, llegamos a votar por alguno de ellos pensando en que algo iba a cambiar. Llegarán las próximas elecciones, seguramente esta gente irá junta y es muy probable que gracias al hartazgo que hay entre la ciudadanía acabarán teniendo buenos resultados en las urnas y su nivel de poder será mayor para, tras otros cuatro años, seguir como hasta ahora: engañando a la gente. Sin duda el que ganará en todo esto será un tipo astuto como Fernando Clavijo que, mejor que nadie, sabrá sacar provecho particular a las ambiciones miserables de tránsfugas como Candelaria Marrero, o de esos cientos de segundones esperando turno como espermatozoides para dar el gran salto a la casta política profesional, aprovechándose de la eterna desmemoria de los ciudadanos.

11 marzo 2014

11M, diez años después

Monumento a los Ausentes, Madrid, Creative Commons Wikipedia User: Nemo
Aunque el más voluminoso en número de víctimas de toda la historia del terrorismo en nuestro país cabe recordar que el atentando del 11 de marzo de 2004 en las estaciones ferroviarias de Atocha, Santa Eugenia y El Pozo del Tío Raimundo de Madrid, en el que murieron 191 personas y 1.858 resultaron heridas, no fue el primero de la Yihad Islámica en España. El 12 de abril de 1985 la misma Yihad puso una bomba en el Restaurante El Descanso de Madrid que mató a 18 personas mientras cenaban en aquel más de 200 comensales. Sin embargo, de todas las matanzas acaecidas sobre territorio peninsular tras la Guerra Civil ejecutadas por bandas terroristas algunas este sí que ha sido el más terrible de nuestra historia no por las circunstancias de los asesinos en sí sino por la infamia generada por el gobierno del ultraderecha del PP de José María Aznar López que, después de haber iniciado la Guerra de Irak con sus cómplices genocidas como Durao Barroso, George Bush y Tony Blair, intentó ocultar la autoría tratando, torticeramente, de engañar a la opinión pública que votaba en unas elecciones generales dos días después, el 13 de marzo. Entre uno y otro atentado también hay una gran diferencia: el de el Restaurante El Descanso jamás llegó a juzgarse porque la investigación se torció mientras que el del 11M se juzgo y se cerró con una inusitada ejemplaridad de la justicia, una justicia española que cada día vemos que deja mucho que desear, y que ha sido un ejemplo de jurisprudencia y terrorismo a nivel mundial. Esta entrada, publicada automáticamente a las 7:36 hora de Madrid en la que estalló la primera bomba en el tren diez años antes, pretende ser un pequeño homenaje a las víctimas y sus familiares tristemente olvidados y despreciados por la casta política que nos ha gobernado hasta hoy y que no ha tenido reparo alguno en sacar rédito a las víctimas y a todo su dolor para acabar, a día de hoy, en un triste olvido.
Las víctimas siempre en un atentando terrorista se llevan la peor parte, la de perder a familiares o amigos, pero en este caso han tenido el doble dolor de sufrir el desprecio por parte de las instituciones, gobernadas por el PP y por el PSOE, y de soportar todo tipo de calumnias e infamias por parte de la ultraderecha del PP y sus medios opinión publicada que las consideran culpables de que este partido perdiera las elecciones en 2004. La única utilidad que estas han tenido para el PP ha sido la de haber sacado tajada económica de ellas a través de los actos organizados por la Gürtel, la trama de financiación y blanqueo de dinero negro del PP, en la Comunidad de Madrid donde también se repartieron sobres y favores en forma de contratos públicos. Pedro J. Ramírez desde su periódico El Mundo se dedicó a alentar esa basura de lo que se ha llamado la teoría de la conspiración en su medio de opinión publicada tratando de crear dudas miserables sobre la autoría por parte de ETA del atentado porque ya se sabe aquello que después de mentir algo queda. Ahora que Mariano Rajoy ha cesado a Pedro J. como director de este medio este ser infame, al mismo tiempo que el periódico que dirigía para sobornar a todo el mundo, reculan en lo que han mantenido durante años simplemente como forma de cálculo estratégico sin pensar en el dolor que han producido durante estos años. Estos días el mismo Presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, el que tiene a su mujer imputada por su piso de Marbella, es el que ha seguido en esta infamia que ya nunca cesará. Desde aquí quiero expresar el más absoluto desprecio a toda esta calaña que ha mantenido esta infamia deseándoles lo peor que un ser humano pueda soportar con el convencimiento que ni en la tierra ni en su cielo hay suficientes dosis de justicia para darles a esta gentuza lo que se merecen.

A las víctimas y a sus familiares no se les puede desear otra cosa sino lo mejor dentro de lo que su dolor pueda caber. Esperemos que la gran infamia que han tenido que pasar todos y cada uno de los días de estos diez años acabe ya, o en su defecto quede como algo residual, y puedan llevar una vida normal en el tiempo que les quede de vida. Reivindicar desde aquí a la figura de Pilar Manjón que tuvo que aguantar las mofas de la caverna de la ultraderecha del PP cuando, como víctima del terrorismo pues perdió a su hijo en uno de los trenes, desde aquella famosa intervención en el Parlamento en la que no podía controlar sus lágrimas.

09 marzo 2014

Lo que las mujeres están perdiendo gracias al PP


Quiénes creyeron que todos los logros, los progresos sociales y los avances en materia de igualdad y derechos que tanto sudor, sangre y vidas costaron a las generaciones que nos precedieron eran absolutos e inamovibles gracias a este fraude de crisis habrán podido comprobar que no es así y que una sociedad que se piense digna debe luchar constantemente por ellos. No creo que los ciudadanos medios hayamos vivido por encima de nuestras posibilidades pero de lo que sí estoy seguro es que nos hemos acomodado demasiado. Hemos dejado que una casta formada por miles de políticos ineptos, retrasados mentales y corruptos decidieran por nosotros lo que mejor les conviene sin el más mínimo control ciudadano porque en esta sociedad siempre hemos estado más ocupados de hechos intrascendentes y televisados que de las cosas que en verdad importan: que las instituciones que financiamos sean un reflejo de nuestra sociedad y no una cortapisa al libre desarrollo de ésta.
Si esto es traducible a todos los aspectos de la vida sin duda en el tema que esto ha sucedido más que en ningún otro ha sido en el de la igualdad de genero pues, en los poco más de dos años que ha gobernado el PP, el retroceso ha sido espectacular hasta situarnos en aquella época franquista, esa que representa la base ideológica que orienta al Partido Popular, en la que la mujer debía de recibir una autorización de su marido para abrir una cuenta en un banco o tener su propia vida civil. En el PP hay mujeres que mandan más que muchos hombres como también en la Casa Real hay una infanta, se defiende diciendo que es una completa ignorante financiera, que dicen haber firmado lo que su marido les ponían por delante por pur amor. Estas señoras que tanto mandan en el PP como María Dolores de Cospedal, Soraya Saenz de Santamaría, Esperanza Aguirre, Fátima Báñez devota y ministra de trabajo que jamás ha ganado un céntimo del sector público o Ana Mato incapaz de ver un Jaguar en su propio garaje han llegado muy alto en este partido de los grandes sobres repletos de billetes de 500 euros, precisamente, por actuar como hombres en un mundo de machos porque a saber cómo serán estas señoras en sus casas ya que, muy probablemente, estarán plegadas a las decisiones de sus machos alfa como dice que hacía la infanta Cristina con las finanzas de Iñaki. En el fondo estas mujeres deben su puesto a las estrategias de su clase social que lo que defienden es la máxima desigualdad con los trabajadores ya que su triunfo se debe a que la explotación a sus compañeras de género se ha acentuado gravemente durante estos años. No hay más que ver a la vicepresidente del gobierno Soraya como fue capar de programar su embarazo llegando hasta programar el nacimiento para ser la vicepresidenta y mujer más poderosa en España con vistas a su carrera y su futuro. Mientras, el gobierno de ultraderecha al que representa está pisoteando los derechos de millones de mujeres que no tienen su suerte: ser de buena familia y pertenecer a su casta política que le debe mucho al franquismo que ha sobrevivido en el régimen de 1978.
El aborto, ese tema tan cutre de tratar que después de 35 años ahora deja ver que no se ha avanzado nada en el tema de los derechos de la mujer, es la peor patada en los ovarios que ha sufrido este colectivo de la mano de un señor falangista como Alberto Ruiz Gallardón que, después de haberse autoproclamado el ala progresista del PP sin fundamento alguno, quiere arrebatar los derechos sobre su el cuerpo de las mujeres ganados durante muchos años por muchas mujeres que han estado a la vanguardia de la sociedad que las ha maltratado y despreciado para dárselo al clero que llevaba al asesino de Franco bajo palio. Los triste de todo esto es ver cómo las mismas mujeres del PP se comportaban como señores con falda no sólo al rehuir como miserables y cobardes el debate sobre este asunto en su propio partido sino, además, votando a favor de impedir que dicha ley llegase al Parlamento y aplaudiendo de manera infame al ministro de Justicia al final de la votación.

En lo que llevamos de año, y hasta el momento que escribo estas líneas, 15 mujeres han muerto asesinadas en manos de terroristas machistas lo cual significa un asesinato cada cinco días más o menos. Siempre se identifican bajo la misma tónica: no hay denuncias previas aunque a un mongoloide como Toni Cantó no le pese lo más mínimo en su conciencia porque parece que lleva bien lo de ser el miembro de la comisión de igualdad por un partido de corte falangista cobrando un sueldazo de los impuestos del contribuyente. Bajo este signo se celebra este año el 8 de marzo Día Internacional de la Mujer: el de descubrir a través de un informe de la UE que hasta 62 millones de mujeres en el Viejo Continente han sufrido alguna vez en sus vidas la lacra de la violencia machista sobre sus personas. Empeorando todo ello en el sur de Europa en dónde, con la excusa de la crisis, se han hecho leyes laborales que derogan los derechos de los trabajadores poniéndolos a la altura de la esclavitud en donde las minorías y las mujeres se están llevando la peor parte. Este 8 de marzo ha sido un día gris de los muchos que hemos vividos en estos años bajo el gobierno de la ultraderecha que representa el PP que se ha entregado completamente a los dictados del capital porque, ya lo sabemos bien, esta gentuza no respeta a nada ni a nadie.

05 marzo 2014

Trampa para comerciales telefónicos de Jazztel


No hay forma de verse libre de esa plaga repugnante y asquerosa que sin duda es la operadora de telefonía más impresentable del planeta, con el permiso de Telefónica Movistar, como es Jazztel. Hace dos años ya, ¡24 meses!, que consiguieron mi número de teléfono fijo no se sabe de qué manera mafiosa y me llaman cada dos o tres días desde teléfonos distintos, tengo números suyos para repartir 917 079 600, 911 820 686, 922 980 150, 955 328 793, 640 008 814 o 922 980 154, a cualquier hora del día o de la noche. Les importa un bledo que le digas lo que les digas: que no te interesa, que los insultes, que les cuelgues o lo que sea porque tu número permanece en su base de datos y el sistema marcará y marcará una y otra vez tú número.
Hace unos días les he preparado una trampa para pillar a sus vendedores y por lo menos echarse uno unas risas a costa de esta empresa cutre, chabacana y tercermundista que es Jazztel y que lo único que le importa es tratar de colocar sus productos de mala calidad engañando a quien caiga en sus redes comerciales repletas de impresentables. Yo tengo la suerte de no usar mucho el fijo sino sólo para internet por lo que ya nadie me llama a ese número pues para hablar con alguien todos usamos ya los móviles. El método es muy sencillo: grabar un mensaje de bienvenida en el buzón muy corto, el mío dice un ¿dígame? que apenas dura décimas de segundo, para que enseguida salte el buzón. El resultado es un comercial hablando solo durante un rato con el buzón de voz sin darse bien cuenta de lo qué ha pasado. Si consigo sacar de mi contestador en red estos mensajes prometo que algún día haré un vídeo con los mejores momentos.
Desde que los ciudadanos no somos ciudadanos sino que hemos sido degradados al nivel de consumidores al oligopolio de las empresas de telecomunicaciones les importa un bledo vulnerar todas las Leyes de Protección de Datos y de Consumo del mundo y andan crecidas pues saben que la ineptitud de la administración, de este gobierno del PP pero de los del PSOE también, es manifiesta pues son incapaces de aplicar las propias leyes que dictan, estas empresas se las pasan por el escroto y siempre, y si algún día hay sanción saben que les va a ser más barata pagarla que no hacer el grave daño que nos están haciendo a todos los que tenemos que contratar sus servicios con unas o con otras. Y es que todas, en el fondo, son iguales aunque estos de Jazztel se hayan pasado ya millones de años luz del límite.

03 marzo 2014

Las migraciones de Meilla


Es más que probable que a Javier Gallego y a su equipo de Carne Cruda 2.0 le queden dos telediarios en la Cadena SER a tenor de como un trepa caradura como Juan Luis Cebrián está derechizando el Grupo Prisa entregándoselo en bandeja al gusanerío de Miami que tan buenos negocios ha hecho históricamente con el Partido Popular y, más concretamente, con José María Aznar. Escuchar a esta gente en una radio comercial riéndose, con mucha clase, de la ultraderecha, la realeza y la miserable socialdemocracia española es algo que no tiene precio. Para el equipo de Gallego, al igual que en la serie de los setenta Los Ángeles de Charlie, el Ministro del Interior Fernández Díaz tiene sus aliadas: Las Vírgenes de Jorge que no son otras que la Virgen del Pilar, la Virgen de la Merced y la Virgen María del Amor condecoradas con méritos policiales. Todo esto estaría bien si este meapilas militante del Opus Dei de misa diaria, ha llegado a condicionar su horario laboral para poder ir a eucaristía, tuviera a estas imágenes en el altar de su casa donde se flagela pero es que las ha distinguido con méritos de estado quitándoselos a personas reales pues, suponemos, algún buen policía debe haber en este país. Lo más repugnante es la doble moral de este tipo pues mientras está rezando en una parroquia de Madrid, golpeándose en el pecho a ritmo del mea culpa, a causa de la actuación de sus perros guardia civiles en la valla de Melilla han resultado muertas 15 personas completamente inocentes y desprotegidas que huían de la desesperación, el hambre y la muerte del África subsahariana.
No es que ese grupo mediático que creció gracias al apoyo a Felipe González en La Moncloa tenga la culpa de todo lo que está sucediendo en estos días con el fenómeno de la inmigración en España, ni mucho menos, pero bueno es señalar cómo lo que fue el mejor periódico de España, El País, se está convirtiendo en un panfleto que ya no sirve ni para recoger los excrementos del perro en la calle y se dedica a vender edredones, cuchillos, cursos de inglés, discos de The Beatles y ahora a crear mentiras que favorecen a la ultraderecha española. Según este diario 30.000 inmigrantes aguardan en Marruecos para saltar a Ceuta y Melilla creando así una alarma innecesaria en su terrorífica portada del 16 de febrero para hacerle la competencia a la prensa miserable de La Razón y el ABC. Quien sepa un poco del fenómeno de la inmigración, y las páginas de este periódico que ahora va a dirigir un tipo con buenas amistades con la ultraderecha del PP como Antonio Caño pues tiene una hemeroteca cargada de ello, sabrá que la mayor entrada de la inmigración en España se ha dado siempre en sitios normales como son los puertos y aeropuertos. Hacer lo que ha hecho El País con este titular, a parte de que sea más o menos cierta la información que se recoge en el reportaje, es cuando menos una acción irresponsable que tiene mucho que ver con la misera moral en la que se han sumergido los propietarios de este periódico hace ya años para desdicha de lo que es su redacción a la que cada vez le cuesta más hacer buen periodismo.
En Canarias sabemos mucho de inmigración, también de emigración en un territorio que hasta ahora había mantenido su histórica y única generación no abocada a ello, y hay que recordar con tristeza los miles de seres humanos que murieron en el intento de pisar nuestras costas cuando la burbuja inmobiliaria nos hizo pasar por nuevos ricos y necesitaba de trabajadores baratos para crecer. Eran personas, nunca ilegales, indocumentados, subsaharianos o negros, que huyendo del hambre severa, las guerras o la falta de futuro buscaban un mundo mejor porque nuestra opulencia significaba su desgracia. Estos días con los acontecimientos que hemos visto en Melilla y con esas muertes innecesarias provocadas por la policía fascista de Fernández Díaz ministro de un Partido Popular que favorece la emigración a países ricos como Suiza, donde muchos de sus patriotas hipócritas tienen cuentas secretas pues quizá este país será la decimoctava comunidad autónoma española, no hemos podido sino recordar aquellos días en los que los más pobres tocaban a nuestra puerta, con una educación que nosotros nunca tendremos, y aquí se los despreciaba pues la opulencia del momento nos hizo creernos intocables. Sobre todo con esta prensa repugnante que tenemos sin apenas periodistas especializados en el fenómeno, muchos estarán ya en el paro, creando alarma mientras las autoridades, empezando por el ministro y el delegado de gobierno, no dan la cara para dimitir o cesar a los responsables de haber provocado la muerte de, al menos, 15 personas en una situación que se podía haber evitado y por la que nuestros socios europeos nos están mirando con verdadero espanto, empezando por la derecha de otros países que ya sabemos que es antifascista.
La amenaza para nuestra sanidad, para el sostenimiento de la educación, para las prestaciones sociales que hasta hace cuatro años teníamos de una manera decente pero insuficiente aún, para que el empleo sea lo más pleno posible no viene de fuera de nuestras fronteras ni tiene el color de piel oscura de los africanos. Los que amenazan todas estas cosas viven entre nosotros, visten trajes caros pagados por tramas mafiosas, tienen la piel más clara y son la casta política que nos ha gobernado durante todo el régimen de 1978: la ultraderecha del PP, los neoliberales del PSOE, Izquierda Unida, los nacionalismos chantajistas o el nuevo falangismo de tono rosa de UPyD. De todos los Derechos que se recogen en documento fundacional de este régimen que es la Constitución de 1978, la sanidad, la cultura, la educación o el derecho a una vivienda digna, el único que estos servidores de la clase dominante han defendido sobre todas las cosas es el del libre mercado. Un libre mercado hipócrita pues necesita del estado, el que financiamos los ciudadanos con nuestros impuestos, para mantener a oligopolios o para rescatar bancos como Caja Madrid que fueron usados por Blesa, Rato, Aznar y el PP para mantener la orgía y la sinecura en la que este golferío vive mejor que el rey y que ha ocasionado la bancarrota y el rescate a España que lastrará nuestra economía en las próximas décadas. Ahora, como no puede ser de otra forma, un gran número de inmigrantes que vivían entre nosotros, que pagaban impuestos y lograron que la Seguridad Social tuviera un superávit histórico, están recogiendo sus pertenencias y regresando a su países de origen del que se tuvieron que ir no por capricho sino por necesidad.

En un mundo donde los capitales no tienen fronteras y donde centenares de miles de vidas se sacrifican diariamente en pos del libre mercado, mientras los patriotas hipócritas del PP tienen sus cuentas en Suiza, la clase de los trabajadores tenemos a nuestros aliados no en los que defienden ideas casposas como patria y nación, esa casta privilegiada que lleva casi 40 años a nuestras expensas, sino a las personas marginadas que tienen en su tierra la misma condición que nosotros: las de estar oprimidas por un régimen que las explota y coarta su libertad y capacidades como individuos.