19 agosto 2006

COALICIÓN DERMOESTÉTICA DE CANARIAS

Según informó en marzo de 2006 el periódico digital El Independiente de Canarias el 27 de noviembre de 2003 Dulce Xerach Pérez, actual viceconsejera de cultura del gobierno de Canarias, cuñada y actual pareja sentimental del hermano del presidente Adán Martín Menís, no sabemos qué es lo realmente más distintivo en este alto cargo, pagó, siendo directora del gabinete de la presidencia de gobierno, con dinero público 829,96 euros por la compra de productos cosméticos como cremas hidratantes, gloss, rimel y máscaras de volumen para el pelo. Los funcionarios de intervención del gasto de la comunidad autónoma pusieron impedimentos al abono, por defectos de forma, a la factura presentada pero por orden expresa de Jesús Velayos, personal de confianza del presidente Adán, se levantaron los reparos y se pagó la factura a Dulce Xerach. La entonces directora del gabinete del presidente justificó la compra de estos cosméticos como regalos de navidad para el personal de presidencia. Los nuevos ricos son así: entre un jamón de Montesano y un antiarrugas de Lancome eligen la crema. Según datos de INE los ingresos medios mensuales por persona en Canarias son de 562,33 euros para el año de 2004 y hay 442.888 personas viviendo bajo el umbral de la pobreza, algo más de un cuarto de la población total, en las islas. Con menos del dinero gastado por la viceconsejera en cosméticos sobreviven muchas familias en las islas. Eso sí, la cara y el pelo de la viceconsejera disimulan bien el paso del tiempo y gozan de un brillo y volumen superior gracias a nuestros impuestos. No sabemos si en las clínicas de belleza a las que acude Dulce Xerach le han puesto nombre a una operación estética de este tipo pero nosotros decimos aquí que esto se llama cara dura y corrupción.

Ahora Dulce Xerach, en su cargo de viceconcejera de cultura, se propone, también con dinero público, hacer una operación estética al maltratado paisaje canario. A principios de este mes de mayo se ha hecho pública la intención de realizar entre noviembre de 2006 y febrero del próximo 2007 un proyecto llamado Bienal de Arte, Arquitectura y Paisaje de Canarias. El marco del proyecto serán las siete islas de Canarias por lo que este proyecto es a la cultura lo que el eje transoceánico es a las infraestructuras en las islas. Según se indica en la nota de prensa de cultura se ha seleccionado a Rosina Gómez-Baeza, que ha sido directora de la feria ARCO de Madrid durante 20 años, como comisaria de la exposición a través de una convocatoria pública. La idea es concienciar a la población de las Islas sobre la necesidad de tratar mejor el espacio público urbano, periurbano y natural (sic) ya que la identidad canaria parece estar muy ligada al paisaje. Al mismo tiempo se pretende hacer una promoción de las islas en el exterior. Según el mismo comunicado se intentará que esta bienal tenga continuidad en el tiempo, que no sea circunstancial, y que acabe equiparándose al Festival Internacional de Música de Canarias.

Nada tenemos que criticar a Rosina Gómez-Baeza, ligada tantos años a la feria de ARCO que algún punto negativo habrá tenido pero seguro que muchos más positivos en estos años en los que la cultura contemporánea se ha acabado asimilando con normalidad, salvo la moto mediática que le estarán vendiendo y que es muy parecida a la que le trataron de colocar en su día a Chillida con la Montaña de Tindaya. Coalición canaria es una formación, en su conjunto y en sus individuos, analfabeta y sin ningún ápice de cultura. Está compuesta por un engrudo amorfo de sujetos financiados por el belillo metido a empresario de la construcción creado a base de la connivencia con el poder como nuevo rico insular. Esta formación de segundones llevan la década y poco que han estado en el gobierno de canarias, una eternidad por cierto, construyendo una identidad de lo canario completamente falsa que parte del complejo de inferioridad ante otras autonomías con lengua propia y donde no tienen reparos para inventar pirámides en Güímar o piedras de Zanata que conecten al canario medio con los dioses del Parnaso Guanche. Este tipo de construcción de identidad de pueblo tiene que más ver con un intento mediocre de imitar la propaganda fascista que se construyó en la Alemania nazi de la década de los años treinta del siglo XX, donde se consolidó el fascismo, que con una auténtica búsqueda de los orígenes mestizos y de la diversidad cultural que ha existido en la historia del Archipiélago. En cuanto a la bienal en sí la cosa tiene todo el cariz, por la proximidad en las fechas, de ser un acto más de propaganda electoral financiado con dinero público. El deterioro ambiental en esto diez años de vigencia de la Reserva para las Inversiones de Canaria ha sido tan brutal que ya no saben cómo vender este irreversible proceso de destrozo de nuestro paisaje como progreso. Así con ello podrán legitimar como intrínseco al alma de lo canario proyectos salvajes contra el medio como el puerto en Granadilla, la vía exterior de La Laguna, la vía cornisa de Santa Cruz o el maltrecho e inútil puerto de Arinaga en Gran Canaria. Cuando esta mala gente pronuncia por sus bocas la palabra cultura la llenan de mierda y de favoritismos con reminiscencias de caciquismo.

El epílogo a esta primera entrega de mal gusto casposo e incultura lo ha tenido la delegación de la consejería de cultura del gobierno de canarias en París, donde una vez más han actuado los caciques sin fronteras encabezados por la misma viceconsejera Dulce Xerach, que ha ido al cementerio de Montparnasse a hacer una ofrenda floral en la tumba de Oscar Domínguez al cumplirse el primer centenario del nacimiento del pintor. Domínguez fue un transgresor en su época. Si viviera hoy en día seguramente sería tachado de antisistema por esta camarilla de mediocres gobernantes que nos llaman así a los que, por las vías legítimas que nos da esta maltrecha democracia, tratamos de que en Granadilla no se construya un puerto industrial porque entendemos el medio ambiente como algo real y no como una composición para una postal. Sí Oscar Domínguez fuera hoy joven y creativo también habría tenido que marcharse de las islas en las que las oportunidades culturales son, cada días más por culpa de la coalición, realmente miserables. Seguramente su cadáver se tendría que estar revolviendo en la tumba ante la viceconsejera vestida con un traje negro que creemos de la casa Channel. Y decimos creemos porque igual la señora Pérez está leyendo estas líneas y esboza una leve sonrisa porque hemos equivocado su traje con la marca Channel cuando en realidad era otra más chic la que llevaba puesta. Desde aquí le pedimos perdón por el posible error con su traje comprado con el dinero de nuestros impuestos. Cada una sabe de lo que sabe. Usted de trapitos y cosméticos. Nosotros de lo que implica el concepto cultura.

Canarias Digital, 22 de mayo de 2006.